Espadas Marto y Sables Bermejo de Toledo

Las espectaculares espadas Toledanas de las exclusivas marcas Marto y Bermejo (Espadas y Sables de Toledo, S.L), reflejan la tradición espadera de Toledo, la experiencia y el conocimiento de más de 100 años de trabajo especializado con sus inigualables maestros espaderos y artesanos. La tradición espadera española tiene su centro en Toledo.

ESPADA ALEJANDRO MAGNO SERIE LIMITADA

La marca Bermejo, es fiel depositaria de esta tradición desde 1910 y ocupa el primer lugar del mundo en el campo de las espadas y los sables militares. Ejércitos de los cinco continentes adornan sus uniformes con las espadas de Bermejo. El respeto a los procedimientos de fabricación tradicionales, la experiencia de sus trabajadores en el trabajo de los aceros y la especial atención a la calidad son su secreto.

sable-general-ejercito-tierra

La marca Marto nace en una antigua casa del casco histórico de Toledo, para recoger el testimonio de una tradición espadera que ha llevado el nombre de Toledo por los más recónditos lugares del mundo. La combinación de la Artesanía tradicional, la técnica moderna, un equipo humano cualificado e ilusionado y los poderes mágicos de las aguas del río Tajo, crearon las primeras espadas de la más alta calidad que ahora, años más tarde, el mundo conoce como PRODUCTOS MARTO.

ESPADA DEL REY SALOMON

Toledo es famoso por su historia, su arte y su “ACERO”. La fama de los antiguos aceros toledanos radicaba en la maestría con que los artesanos manejaban el arte de templar el acero sin conocimiento técnico alguno, ni instrumento capaz de medir remotamente las elevadas temperaturas aplicadas al acero en esta mágica transformación y tratamiento.

ESPADA DE JULIO CESAR

Esta habilidad y maestría, “SECRETO DEL TEMPLE”, ha sido guardada muy celosamente por todos los maestros espaderos de Toledo siendo transmitida únicamente de generación en generación hasta nuestros días, pudiendo afirmar por ello que el “Acero de Toledo” tiene alma y es único en el mundo.

armadura-natural-plateada-y-dorada-con-grabados-traje-granate-y-espada-entre-las-manos

Os mostramos a continuación un vídeo que nos refleja el trabajo artesanal de las espadas y armaduras Marto y de los sables militares Bermejo.

 

VER ESPADAS Y PRODUCTOS MARCA MARTO

VER SABLES MILITARES MARCA BERMEJO

Sables Militares marca Bermejo

Con una historia centenaria, la empresa toledana Bermejo es líder mundial en manufactura de sables y espadas militares. Ajena a desfiles y uniformes de gala, esta empresa se afana en el noble y antiguo oficio de la espadería.

sable-suboficiales-guardia-civil

Para presentar un aspecto perfecto y conseguir una calidad óptima, la hoja de la espada ha de pasar por diferentes etapas, todas artesanales. Llega al taller en planchas de acero de alta calidad y con un 0,6% de carbono. Se corta con el tamaño aproximado y se calienta en un horno de carbón a unos 600 grados de temperatura. Según va cogiendo el calor adecuado se forja en el yunque a golpe de martillo para moldearlo y despojarlo de poros e impurezas. El maestro espadero sabe en qué punto está la pieza por el color cambiante del acero abrasado; del “rojo tizón” al “púrpura del rey”, al “rojo sangre” o el “rojo atardecer”.

sable-oficial-guardia-civil

En el proceso de templado, el acero es retirado del horno, y cuando refleja el tono del “sol del desierto” –lo que equivale a 1.000 grados en el termómetro–, se introduce en un baño de agua o de aceite de oliva para fortalecer y endurecer la hoja. Para otorgar flexibilidad y elasticidad tras el templado, se usa la técnica llamada “revenido”.

Sable Oficiales Armada Española

Consiste en un secreto ancestral en el que la hoja vuelve a ser calentada y sólo estará lista cuando cambie de color al contacto con un asta de toro. El cuerno emite un olor característico –quizá de ahí venga el dicho “oler a cuerno quemado”–, que marca la retirada final de la forja. La pieza reposa 24 horas en frío, y luego se pule y acicala.

Sable General Ejército Español

Una máquina de ultrasonidos limpia las motas e impurezas antes de que se introduzca en otro baño con una solución de oro, níquel y plata. Finalmente se encajan la empuñaduras, vainas y demás utillaje.

Sable Oficiales Ejército Tierra Español

VER SABLES MILITARES MARCA BERMEJO

VER ESPADAS Y PRODUCTOS MARCA MARTO

Espadas del Gran Duque de Alba

Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel nació en Piedrahita el 29 de octubre de 1507 y falleció en Lisboa en 11 de diciembre de 1582. El llamado Gran Duque de Alba fue un noble militar y diplomático español, III duque de Alba de Huéscar, Marqués de Coria, conde de Salvatierra y de Piedrahita entre otros muchos títulos.

Espada del Gran Duque de Alba

Intervino desde muy joven en hechos de armas. En 1531, ya duque, sirvió en diversas campañas del emperador Carlos I, y sobresalió en la guerra contra la Kuga de Esmalcalda, a la que venció en la Batalla de Mühlberg (1547) al mando de las tropas carolinas. Con Felipe II, la influencia de Alba llegó a su cenit, como jefe de uno de los partidos de la corte. Felipe II le manifestó una especial confianza ya que Alba y su esposa habían sido padrinos de la boda del Rey con María Tudor. Nombrado virrey de Nápoles (1556-1558), consiguió expulsar de Italia a los franceses.

Espada del gran Duque de Alba

El momento culminante de su carrera fue su etapa de Flandes (1567-1573). En 1567 fue enviado a los Países Bajos para sofocar la revuelta. Allí instituyó el Tribunal de los Tumultos, o de la Sangre, encargado de juzgar, condenar y confiscar los bienes de los rebeldes. También potenció el papel de la Inquisición y puso en vigor leyes contra la herejía.

Ordenó la ejecución de los condes de Egmont y de Horn, acusados de complicidad en los alzamientos. Para poder mantener el ejército, impuso nuevos y gravosos impuestos, sin respetar las libertades tradicionales flamencas. Como consecuencia de esta dura política, no sólo fracasó en sofocar la revuelta, sino que la avivó. Finalmente, Felipe II le destituyó en 1573.

El gran Duque de Alba

Después de todo esto fue nombrado consejero de Estado. El matrimonio de su hijo Fadrique contra los deseos del rey le hizo caer en desgracia y se retiró de la vida pública. Pero se le llamó de nuevo para doblegar la oposición portuguesa contra Felipe II, quien reclamaba sus derechos dinásticos al trono de Portugal al ser nieto de don Manuel I (1580). Tras derrotar al ejército de Diego de Meneses y conseguir la rendición de la flota lusa, el de Alba entró en Lisboa. Como recompensa por su eficacia, el anciano duque fue nombrado condestable de Portugal y recibió el Toisón de Oro. Murió en Lisboa el 11 de diciembre de 1582.

espada-duque-de-alba-puno-costillas

VER ESPADAS DUQUE DE ALBA

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS