Espada de Alfonso X El Sabio

El rey Alfonso X, El Sabio, nació en Toledo el 23 de noviembre de 1221 y murió en Sevilla, 4 de abril de 1284. Hijo de Fernando III el Santo y de Beatriz de Suabia. Casado en 1249 con Violante, hija de Jaime I de Aragón, tuvo diez hijos legítimos. Rey de Castilla y de León en 1252. Fracasó en la pugna por la corona del Sacro Imperio Romano-Germánico a la que dedicó mucho esfuerzo y dinero. Impulsor de la Reconquista, amplió los territorios castellanos con la toma a los musulmanes de varias plazas de importancia, entre ellas Murcia, Alicante, Sevilla y Cádiz, pero tuvo que renunciar al Algarve y a sus aspiraciones sobre Navarra.

ESPADA DE ALFONSO X EL SABIO

Llevó a cabo una activa y beneficiosa política económica, reformando la moneda y la hacienda, concediendo numerosas ferias y reconociendo al Honrado Consejo de la Mesta. También es reconocido por la obra literaria, científica, histórica y jurídica realizada por su escritorio real. Alfonso X patrocinó, supervisó y a menudo participó con su propia escritura y en colaboración con un conjunto de intelectuales latinos, hebreos e islámicos conocido como Escuela de Traductores de Toledo, en la composición de una ingente obra literaria que inicia en buena medida la prosa en castellano.

 ESPADA REY ALFONSO X

En 1935, se le reconoce como astrónomo nombrándole en su honor el cráter lunar “Alphonsus”. La educación de Alfonso fue esmerada; el monarca tenía una gran sed de saber y un gran respeto a la cultura porque su madre, Beatriz de Suabia, era de hecho una erudita que, cuando quedó huérfana de ambos padres se instruyó en la culta corte siciliana de Federico II Hohenstaufen, futuro emperador del Sacro Imperio, que protegió y fomentó la ciencia y la cultura y en 1224 fundó la Universidad de Nápoles.

 Escultura de Alfonso X El Sabio

Desde su juventud, antes de 1252, fecha en que fue coronado rey, el príncipe Alfonso, además de escribir cantigas de escarnio en galaico-portugués y, muy probablemente, algunos himnos de loor a la Virgen, auspició la traducción de un libro de cuentos ejemplares (o exempla) en castellano: el Calila y Dimna. De su extensa obra destacan: el Fuero Real de Castilla, el Espéculo y las Siete Partidas, entre las jurídicas; las Tablas alfonsíes, entre las astronómicas; y entre las de carácter histórico, la Estoria de España y la Grande e General Estoria o General Estoria, obra de historia universal.

Las Cantigas de Santa María es un conjunto de canciones líricas, escritas en galaico-portugués y acompañadas de notación musical y unas vistosísimas ilustraciones que se hallan entre lo mejor de la pintura de su tiempo. El Lapidario versa sobre las propiedades minerales, y el Libro de los juegos sobre temas lúdicos (ajedrez, dados y tablas), deportes de la nobleza en aquel tiempo.

Espada Alfonso X puño costillas

La intervención del rey fue a veces directa y a veces indirecta, pero indudablemente fue el arquitecto de estas obras. Creó en Sevilla unos Studii o Escuelas generales de latín y de arábigo. Igualmente, fundó en 1269 la Escuela de Murcia, dirigida por el matemático Al-Ricotí. Elevó al rango de Universidad los Estudios Generales de Salamanca (1254) y Palencia (1263), siendo Salamanca la primera en ostentar ese título en Europa.

Escudo de Afonso X de Castilla

Su regia espada simboliza las virtudes de la cordura, fortaleza, mesura y justicia (Las Siete Partidas). Fue el del Rey Sabio un reinado reformador, que iniciaría el proceso que desembocaría en el Estado Moderno de época de los Reyes Católicos. Fundamentó, asimismo, la supremacía de Castilla entre los reinos peninsulares.

 ABRECARTAS ALFONSO X

En la última etapa de su vida, Alfonso X tuvo que afrontar diversos fracasos y desgracias, incluyendo la muerte de su heredero (1275), rebeliones de nobles y en el seno de su propia familia, fracaso del intento de conquista de Algeciras (1278), invasiones benimerines.

Sello de Alfonso X El Sabio

VER ESPADAS DE ALFONSO X EL SABIO

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS

Kukri o Khukuri Nepalí

El kukri o khukuri es un cuchillo nepalés de gran porte, curvo, usado como herramienta y también como arma. También es parte del arsenal del regimiento y del escudo de armas de los combatientes gurkha. Posee una ligera curva de unos 20°, aunque algunos tienen un ángulo muy pronunciado.

Es de unos 3 a 10 milímetros de grueso; su longitud es de unos 30 cm. Casi siempre es de un solo lado afilado. Usualmente tiene un lomo grueso de alrededor de 5 milímetros, y en muchos sentidos es un híbrido entre cuchillo y hacha.

Kukri o Khukuri Nepalí

Los kukris tradicionales usualmente tienen un mango (o asa) hecho con una madera dura o asta. Algunos, forjados en aluminio, son modelos modernos. La hoja generalmente va hasta el final del mango. En la parte interior de la hoja, cerca del mango, posee tradicionalmente una muesca en forma de media luna, llamada cho, kauri o kaura.

Kukri Nepalí

El kauri es una de las características exclusivas del kukri. Suele adjudicársele significados diversos, entre ellos: el tridente de Shivá (el dios hindú de la guerra y la destrucción).

Kukri Khukuri Nepalí

El kukri fue el arma usada por los gurkha en la guerra Anglo-Nepalesa, así como también en la Primera y en la Segunda Guerra Mundial. Los nepaleses los manipulan desde los cinco años de edad.

Vienen en varios tamaños, desde miniaturas hasta enormes modelos similares a espadas usados en ceremonias donde se sacrifican búfalos mediante un único y limpio corte. Las personas que los hacen son llamados kamis (herreros de cuchillos) y son miembros de una casta “intocable”.

VER MÁS CUCHILLOS KUKRI NEPALI

VER OTROS CUCHILLOS DE ÉPOCA

VER MÁS DAGAS HISTÓRICAS Y FANTÁSTICAS

Dagas Romanas

La daga romana era conocida como el pugio de los antiguos soldados romanos, que utilizaban como un arma auxiliar. Al igual que otros equipamientos de los legionarios, la daga sufrió una serie de cambios a lo largo del siglo I. Generalmente tenía una hoja larga, de entre 18 y 28 centímetros de largo y 5 centímetros o más de ancho. Poseía un nervio central que dotaba a la hoja de resistencia y firmeza para ser clavada.

Daga Romana Oro

Resultaba un arma ideal para apuñalar, pudiendo con una buena acometida perforar una cota de malla. Por eso se utilizaba a modo de puñal.

Daga romana con vaina

 

 

El pugio o daga romana tenía un diseño anatómico en su empuñadura que lo hacía apto para su uso en combate, por su buen agarre en la parte interna de la mano, evitando su deslizamiento por el sudor o la sangre.

Daga romana de la época de Julio César

La vaina, como la de las espadas, eran de madera cubiertas de piel y unidas por un armazón metálico con decorados. Luego se fabricaron sólo con metal con cuatro aros de suspensión unidos a la vaina por unos clavos que atravesaban todo el conjunto. Se colgaba del cinto usando tiras de cuero que pasaban por los aros y la parte posterior de la vaina.

Daga romana del águila

Las tropas celtiberas de Hispania, desde finales del siglo IV A.C., tenían unas dagas que usaron en las luchas contra los romanos y que éstos imitaron, dándole el nombre de pugio desde el siglo I A.C., destinándola como arma militar de las tropas romanas, hasta mediados del siglo III D.C.

daga-romana-plata

VER PRECIOSAS DAGAS HISTÓRICAS

VER MÁS DAGAS