Sable pirata de Edward Teach Barbanegra

Se estima que Barbanegra nació en 1680, en Bristol, Inglaterra y probablemente fue un corsario durante la Guerra de la Reina Ana (1702-1713), en la que Francia y el Reino Unido se disputaron el control de Norteamérica. Su nombre real era Edward Teach e impresionaba por su elevada estatura, a la que añadía una imagen impactante: le gustaba mostrarse en público tocado con un aparatoso tricornio con plumas y armado a conciencia con varias espadas, cuchillos y una pistolera con tres juegos de pistolas de diversos calibres. Acicalaba su poblada barba oscura con mechas de cañón que le colgaban como adornos navideños y que encendía cuando entraba en combate.

sable-pirata-edward-teach-barbanegra

Se inició de marinero muy joven y en los años de la Guerra de Sucesión española (1700-1713) navegó en barcos corsarios por aguas del Caribe, cerca de Jamaica. En algún momento se unió a la tripulación del pirata británico Benjamin Hornigold, quien se retiró en 1716 aprovechando una amnistía del gobierno inglés a los corsarios. Entonces Teach tomó el mando y con su barco expolió a fondo el Caribe y la Costa Atlántica de América del Norte durante dos años. Su táctica favorita consistía en perseguir barcos mercantes y encaminarlos a canales de navegación peligrosa que él conocía bien, para abordarlos y apoderarse de todos los objetos de valor, comida, licor y armas que llevaran.

sable-pirata-edward-teach-blackbeard

Barbanegra estableció varios refugios piratas en Bahamas, Carolina del Sur y Carolina del Norte, a cuyo gobernador Charles Eden pagaba regularmente a cambio de impunidad. En mayo de 1718, Teach protagonizó una de sus acciones más sonadas al bloquear el puerto de Charleston con el Queen Anne y otros cuatro bajeles, cercar la ciudad y secuestrar a varios ciudadanos prominentes, por cuya libertad pidió un rescate insólito: una caja de medicinas. Cuando la recibió, Teach liberó a sus prisioneros y se hizo a la mar. Al parecer no era tan fiero como proclamaba su leyenda.

sable-del-pirata-edward-teach-barbanegra

También se ha documentado a Barbanegra como un líder calculador y astuto, pero que rechazaba el uso de la fuerza o de la violencia extrema, prefiriendo en cambio ahuyentar a aquellos que robaba simplemente infundiéndole el miedo con su aspecto físico. Contrariamente a la imagen de un malvado pirata que podríamos tener en la actualidad, Barbanegra siempre comandaba sus barcos con la aprobación de toda su tripulación, y no hay registros de que alguna vez haya lastimado o asesinado a aquellos que mantenía cautivos.

edward-teach-barbanegra

En todo caso, los comerciantes de los enclaves atlánticos perdieron la paciencia ante las fechorías de Barbanegra y pidieron ayuda al gobernador de Virginia, que envió en su persecución dos balandros al mando del teniente Robert Maynard. Este alcanzó a la flota pirata junto a la isla de Ocracoke el 2 de diciembre de 1718, cuando la mayoría de la tripulación de Barbanegra estaba en tierra. Los hombres y cañones de Maynard superaban a los piratas en proporción de tres a uno, que salieron derrotados en el desigual combate. Teach recibió cinco balazos y varias heridas de sable antes de caer. Maynard lo decapitó y colgó su cabeza en el patio de la guarnición de Hampton.

VER SABLE PIRATA EDWARD TEACH BARBANEGRA

VER OTROS SABLES PIRATAS

Sable pirata de Jeireddín Barbarroja

Jeireddín es el más famoso corsario musulmán, nació en la isla griega de Lesbos en 1475, que en aquel entonces estaba bajo control turco. Jeireddín estuvo bajo las órdenes del sultán Suleimán y, con los auspicios del imperio turco, llegó a controlar el comercio en el Mediterráneo y a convertirse en una pesadilla para el imperio español. Mantiene su dominio sobre Argel, amenazado por una sublevación de la población local.

sable-pirata-jeireddin-barbarroja

Una vez sofocada ésta, Barbarroja continuó con sus maniobras de acoso a las naves españolas, y en 1519 derrotó a una expedición al mando de Hugo de Moncada. Tras un paréntesis en 1520 durante el cual se vio obligado a replegarse para contrarrestar una nueva rebelión en Argel, combinada con un ataque desde Túnez, Jeireddín recuperó la iniciativa ofensiva y se lanzó con éxito a la conquista del peñón de Gibraltar, defendido por una guarnición española. Fue una dura derrota para el emperador Carlos V.

empunadura-sable-pirata-jeireddin-barbarroja

En 1533, Barbarroja fue nombrado por Suleimán Almirante en Jefe de la flota otomana, y unió sus fuerzas con las del rey de Francia Francisco I para desencadenar una contundente ofensiva contra Carlos V. En el curso de la misma, conquistó Túnez y saqueó las Baleares, Reggio, Niza y la costa catalana, a pesar de la oposición del almirante genovés al servicio de España Andrea Doria, a quien derrotó de forma contundente.

sable-del-pirata-jeireddin-barbarroja

Durante su mandato, Jeireddín llegó a coordinar una flota de 36 barcos con la que trasladó a 70.000 mudéjares de España en el transcurso de siete viajes para reubicarlos en Argel, que se convirtió en una plaza fuerte contra los intereses españoles.

jeireddin-barbarroja

Como premio a sus servicios al Imperio Otomano, Suleimán le otorgó el título de Baylar Bey o Comandante General. Sólo la paz de Crépy, concertada entre Francia y España en 1544, puso freno a sus ataques.

empunadura-sable-del-pirata-jeireddin-barbarroja

En sus últimos años, Jeireddín se retiró a Estambul para disfrutar de su palacio a orillas del Bósforo. Allí murió en 1546. Hoy se puede visitar su tumba en el cementerio de Besiktas de la capital turca.

sable-curvo-pirata-jeireddin-barbarroja

VER SABLES PIRATAS JEIREDDIN BARBARROJA

VER OTROS SABLES PIRATAS

Espada Claymore

La Espada Claymore es una espada cuyo uso precisaba de las dos manos para ser blandida (montante o espadón), afilada por las dos vertientes de la hoja, poseedora de una empuñadura de gran longitud (al menos un cuarto del total del arma), que permitía al usuario sustentarla sin necesidad de forzar las maniobras, ni de asirla por la base de la hoja. Este mandoble se caracterizaba, por encima de otros detalles, por consistir su guarnición en un arriaz avanzado sobre la hoja, constituido por dos brazos simétricos rematados en volutas ornamentales que forman un vértice triangular, configurando un potente gavilán que posibilitaba a los que las esgrimían, y que no podían protegerse con un escudo, realizar acciones de detención del arma oponente.

Espada Claymore de William Wallace

La Espada Claymore fue utilizada y desarrollada por los highlanders escoceses, a partir de modelos de espada de menor longitud, a las que se les realizaron modificaciones que las adaptasen al uso a doble mano y finalmente adquiriendo los citados atributos que las hacían óptimas para bloquear los golpes de los enemigos.

ESPADA CLAYMORE FUNCIONAL

En el siglo XIII estas espadas Claymores eran blandidas por los escoceses en su particular lucha contra el invasor inglés. Las claymore superaban con facilidad los cuatro pies de longitud (el metro y veinte centímetros) sobrepasando 1,5 Kg de peso.

No debemos confundir la espada Claymore con la que el famoso William Wallace usaba en el combate, ya que en este caso se trataba de una tipología distinta a las claymore, más livianas, siendo la del héroe, en realidad, una Gran espada de batalla cuya dimensión exacta llegaba a 1,67 metros, debido a que estos mandobles de corte germánico solían igualar la estatura de su dueño.

Espada escocesa claymore

VER MÁS ESPADAS CLAYMORE

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS

VER ESPADAS MANDOBLES