El Cid Campeador cabalga de nuevo sin su Tizona

A finales del año (2020) se ha anunciado el estreno mundial de la serie El Cid en la plataforma Amazon Prime Video. Una superproducción que ha batido récords con más de 11000 figurantes, un equipo de más de 200 personas que han rodado en ciudades de España como Soria, Burgos, Albarracín (Teruel) o localizaciones como el Castillo de la Aljafería de Zaragoza.

Lo cierto es que después del lanzamiento de su primer tráiler y tan siquiera comenzar a verlo, nos ha sorprendido ver un joven Rodrigo Díaz de Vivar (Jaime Lorente; la casa de papel) detrás de una Espada de la Joyosa que, nosotros que llevamos 15 años vendiéndola, siempre hemos sabido que se trataba de la Espada de CarloMagno.

Lo cierto es que al Cid Campeador siempre se le ha identificado con la Espada Tizona o la Colada, pero no es menos cierto que estas espadas fueron apareciendo como trofeos a lo largo de su intensas luchas y conquistas. La serie en sí narra las vivencias de un Rodrigo Díaz de Vivar en sus inicios y había que hacerle una espada a medida pero …

¿A quién se le ocurre plantarle al Cid la Espada de Carlomagno entre sus manos?

Estamos hablando de una superproducción con un presupuesto de muchos ceros, ¿se trata entonces de una acción de marketing o de un anacronismo en toda regla?

Al margen de la polémica que se ha creado, nos da la impresión que la serie no parece que vaya a mostrar ni la Tizona ni la Colada en esta primera temporada y esto no creo que agrade demasiado a sus seguidores que estarán expectantes de ver la aparición de alguna de ellas. Tampoco se sabe si habrá más temporadas, ya que depende del éxito que pueda atesorar.

Lo cierto es que, sea como fuere, estamos encantados de que se sigan produciendo series de temática medieval y que además sean rodadas en España y más en este aciago año del que sólo oímos hablar del odioso Bicho Covid.

Falcata

La falcata es un arma de origen español probablemente la sucesora de la gladius romana que tras la llegada a España pasó a formar parte del equipo militar romano. La espada falcata es un tipo de arma blanca, una espada de hierro originaria de Iberia, y relacionada con las poblaciones indígenas ibéricas anteriores a la conquista romana, fue muy usada entre los pueblos íberos o los celtíberos limítrofes con los primeros.

1898 4068 1024x768 - Falcata

Las  dimensiones de la falcata son similares al gladius, la espada corta romana. Es posible que esta influencia sobre las armas cortas romanas viniera dada por la espada de antenas, también frecuente en la Iberia pre-romana, y de origen celta.

FALCATA IBERICA FUNCIONAL 443x450 - Falcata

Pese a que su forma sugiere su empleo como arma de filo, la frecuente presencia de contrafilo en los ejemplares recuperados (el filo del borde contrario al filo principal, que ocupa cerca del tercio más próximo a la punta) parece apuntar a que también era posible su uso como arma de estocada.

415 1615 1024x294 - Falcata

Como nota curiosa que refleja la efectividad de estas armas queda el hecho de que, tras las primeras batallas en la Península Ibérica, se dio la orden a las tropas romanas de reforzar con hierro los bordes de sus escudos, posiblemente para contrarrestar la potencia de corte de las falcatas, muy superior al de las espadas rectas y los sables.

FALCATA PREIBÉRICA 412x450 - Falcata

VER MÁS FALCATAS

VER OTRAS ESPADAS