Espada Irlandesa Gaélica una mano

Los Gallowglass fueron unos guerreros mercenarios de élite entre los clanes hiberno-normandos que residían en las islas y montañas del Oeste de Escocia, las Hébridas, desde mediados del siglo XIII hasta el final del siglo XVI. Consistían en grupos organizados de unos 100 hombres, conocidos como Corrughadh. A cambio de sus servicios militares, obtenían tierras y posiciones en la nobleza irlandesa, donde se les concedía permiso para que se abasteciesen de la población local.​ Alrededor de 1512 había unos 59 clanes a lo largo del país bajo el control de la nobleza irlandesa, pero con el tiempo se asentaron y sus filas pasaron a ser formadas por nativos irlandeses.

Como escoceses, eran gaélicos y compartían herencia y origen común con los irlandeses, pero como habían estado contrayendo matrimonio con los colonos noruegos del siglo X de las zonas costeras y de las islas de Escocia y con los Pictos, los irlandeses los llamaron Gall Gaeil (Gaélicos forasteros). Los Gallowglass fueron el principal apoyo de la guerra irlandesa y escocesa antes del advenimiento de la pólvora y dependían de servicio estacional con los nobles irlandeses. Portaban hachas, lanzas y espadas ambidiestras, su habilidad consistía en vencer cargas de caballería, formando un muro defensivo a lo largo del campo de batalla, donde los jinetes irlandeses se refugiaban para poder llevar a cabo pequeños cambios antes de retirarse y reagruparse.

Espada Irlandesa Gaélica una mano para lucha ligera. Hoja en acero alto carbono con bordes romos y gruesos así como punta redondeada. El pomo viene remachado a la espiga. Empuñadura de madera envuelta en cuero. Incluye vaina de madera revestida en cuero. Ideal para combates ligeros, recreaciones y decoración.
FICHA TÉCNICA:
Largo 96 cms.
Ancho 17 cms.
Material Hoja: Acero al Carbono
Largo hoja 78 cms.
Peso 1277 gr.

VER ESPADA IRLANDESA GAÉLICA DE UNA MANO

VER MÁS ESPADAS FUNCIONALES

Espada Sica de Tracia

La Sica era una espada curva originaria de la región de Tracia. Su único borde cortante, el interno, era muy afilado, presentando el inconveniente de que el centro de gravedad de la hoja estaba más cerca de la punta que de la empuñadura, por lo que ésta debía ser bastante pesada para equilibrarla. Fue popularizada por los gladiadores tracios (thraex), que la utilizaban sobre todo para mantenerla tras el escudo y atacar rápidamente infligiendo profundas heridas.

ESPADA SICA TRACIA

Un thraex o gladiador tracio era un tipo de gladiador de la antigua Roma, llamado así porque su armamento imitaba el de los tracios, con un pequeño escudo rectangular llamado parmula y una espada muy corta con el filo ligeramente curvado llamada sica cuya finalidad era principalmente atacar la espalda desprovista de armadura de su oponente.

Espada Sica

El resto de su armadura estaba compuesta por grebas (necesarias por el pequeño tamaño del escudo), una protección para el brazo y el hombro de la espada, un cinturón protector sobre unas ropas de lino, y un casco con penacho, visor y una cresta.

Espada Sica de Tracia

El thraex y el hoplomachus (con equipamiento similar al de un hoplita griego) eran normalmente enfrentados contra el murmillo, un gladiador equipado como un legionario romano, haciendo una representación de guerras históricas entre romanos y enemigos de otras zonas geográficas distantes.

Casco Gladiador Romano TracIo

VER ESPADA SICA DE TRACIA

VER OTRAS ESPADAS ROMANAS

Espada y Escudo Hoplita

El hoplita era un ciudadano-soldado de las Ciudades-Estado de la Antigua Grecia. Era un soldado de infantería pesada, aparecido probablemente a finales del siglo VII a. C. Formaban parte de una milicia ciudadana, armada como lanceros. Estos eran relativamente fáciles de armar y mantener, además podían pagar el coste del armamento. Casi todos los griegos conocidos de la Antigüedad clásica lucharon como hoplitas, incluso filósofos y dramaturgos.

Los hoplitas se armaban generalmente poco antes de la batalla, pues su armamento era muy pesado: el peso total de la armadura hoplita estaba entre los 22 y los 27 kilogramos. Cada hombre se hacía con su propio equipo que no era uniforme en el ejército. Como resultado de la no existencia de un equipo común, a menudo las tropas amigas no se reconocían.

Típicamente, un hoplita tenía una coraza de bronce que reproducía la forma de los músculos del torso, las cnémidas (griego antiguo knêmis) para protección de las tibias, un casco de bronce con protecciones para las mejillas, más un escudo de forma circular llamado aspis, que medía un metro de diámetro. También se le puede llamar hoplon. El aspis era un escudo hecho de madera, a veces con chapa de bronce. Era muy pesado (de 8 a 12 kg) y cubría desde el mentón hasta la rodilla. En la cultura militar espartana, que un soldado tirara el aspis era inadmisible. Se decía “Vuelve a casa con este escudo o sobre él”.

Cada griego hoplita tenía una armadura diferente, hecha a medida, y en el escudo colocaba los símbolos de su familia. Por el contrario, los espartanos tenían el mismo uniforme y la letra griega lambda en sus escudos, en referencia a su tierra de origen, Lacedemonia (Esparta). Cada espartano llevaba una capa escarlata, presentándose como espartano, aunque esta capa nunca se llevaba en combate. El diseño de los cascos solía variar con el tiempo.

El casco corintio era el casco más popular. Entre los espartanos, éste estaba reservado para los líderes y jefes de filas, mientras que en otras ciudades ocurría lo contrario.

VER ESPADAS Y ESCUDO HOPLITA

VER OTRAS ESPADAS GRIEGAS