Tipología de Espadas Funcionales

Vamos a establecer una tipología de espadas, excluyendo espadas japonesas o katanas, basándonos en la funcionalidad  y uso de las mismas.

Espadas funcionales personalizadas - Tipología de Espadas Funcionales

Las espadas funcionales son aquellas que nos sirven para practicar y entrenar en combate porque son espadas de lucha. También pueden ser piezas de coleccionismo. Tienen hoja de acero al carbono y espiga completa (Full Tang). Obviamente, aunque todas las espadas funcionales son muy resistentes, existen algunas características que las hacen a unas más resistentes que otras.

Falchion Para Combate Medieval Buhurt HMB 1 - Tipología de Espadas Funcionales

Por esto, hemos querido clasificar las espadas funcionales en tres categorías, que nos pueden ayudar a orientarnos, cuando queramos tener en nuestras manos una de estas maravillosas espadas.

ESPADAS —> Categoría A

Espadas funcionales con hojas fabricadas en acero alto en carbono templado con una dureza Rockwell óptima. Tienen borde ROMO y no están afiladas. Recomendadas para usar en combates (Battle Ready).

ESPADAS —> Categoría B

Espadas funcionales con hojas de acero al carbono templadas y equilibradas para soportar combates. Tienen borde ROMO y no están afiladas.

En esta categoría se engloban todas las espadas para entrenamientos, recreaciones, esgrima histórica (HEMA), artes escénicas, etc.

Se recomienda usar las Espadas Categoría B con espadas de características similares a ser posible del mismo fabricante. No recomendamos usarlas con espadas de Categoría A ya que podrían sufrir daños en sus hojas y acortar su vida útil.

ESPADAS —> Categoría C

Espadas funcionales fabricadas con hojas de acero al carbono templado que suelen ser de buena calidad para el combate pero, al estar afiladas, con el filo marcado o ser puntiagudas se destinan a coleccionistas o profesionales que ejercen algunas disciplinas en solitario. Nunca deben de emplearse en combate con otras armas.

También se incluyen espadas sin afilar que, por sus características de fabricación o test de pruebas realizados, se consideran funcionales pero son destinadas a piezas de colección, entrenamientos o prácticas individuales.

No sobra advertir que el uso y disfrute de cualquier espada funcional, clasificada en alguna de las anteriores categorías, es responsabilidad personal y exclusiva de quien la utilice. Sin embargo, no hay que extrañarse que hasta el mejor acero al carbono sufre un desgaste paulatino por lo que la vida de la espada es limitada en el tiempo, aunque hagamos un buen uso y mantenimiento de la misma. Es natural y no debe preocuparnos que la hoja de una espada funcional acabe mellada al cabo de los años y del uso. Al contrario, esto la valoriza porque demuestra que realmente ha sido utilizada.