Falcata Celta-Ibérica Funcional Circa 200 a.C.

La espada falcata es considerada el arma característica y autóctona de los pueblos ibéricos, con una forma curvada poco común. Las primeras falcatas halladas en la Península Ibérica datan del siglo V a.C. y perduraron hasta finales del siglo I a.C. La falcata está relacionada con las poblaciones indígenas ibéricas anteriores a la conquista romana, fue muy usada entre los pueblos íberos o los celtíberos limítrofes con los primeros, siendo la espada de “antenas” más común en la zona más céltica de la Península.

Falcata Celta Ibérica funcional - Falcata Celta-Ibérica Funcional Circa 200 a.C.

La frecuente presencia de contrafilo en los ejemplares recuperados sugiere que también era arma de corte y de estocada. La hoja era acanalada. La calidad de su hierro era sometido a un tratamiento de oxidación (enterrando las planchas bajo el suelo entre dos y tres años) eliminando así las partes más débiles de éste. La hoja se realizaba forjando tres láminas y uniéndolas en caliente, de las cuales la central presentaba una prolongación para la empuñadura, desplazada normalmente hacia un lado respecto al eje de simetría de la espada, y con forma de cabeza de caballo o grifo. La empuñadura iba decorada con cachas de hueso o marfil, y solía unir la cabeza del animal a la guarda con una cadenilla.

Falcata Celtaibérica funcional - Falcata Celta-Ibérica Funcional Circa 200 a.C.

Falcata Celta-Ibérica Circa 200 a.C. forjada con hoja en alto acero al carbono 1065 y pomo es de latón macizo. Incluye vaina.
FICHA TÉCNICA:
Fabricante: WINDLASS STEEL CRAFTS
Largo 64 cms.
Largo hoja 51 cms.
Peso 1190 gr.
Anchura de hoja (en la guarda) 6 cms.
Material hoja Acero al Carbono 1065
Grosor 4.8 mm.

VER FALCATA CELTA-IBÉRICA FUNCIONAL

VER MÁS FALCATAS