Espadas Carlos V

La Espada mandoble de Carlos V con terminaciones en oro es una de las espadas clásicas de Toledo fabricada por la casa Marto. Con una terminación y una calidad envidiable, es una de las espadas decorativas que no deben de faltar en las vitrinas de cualquier coleccionista de réplicas que se precie.

Espada Mandoble de Carlos V

Primer monarca español de la casa de Austria, Carlos V nace en Gante el 24 de febrero de 1500. Era hijo de Felipe el Hermoso y de Juana de Castilla y nieto por línea materna de los Reyes Católicos. Por incapacidad de su madre heredó el trono de España a la muerte de su abuelo, el rey Fernando, en 1516. En marzo del mismo año, Carlos de Gante fue proclamado rey de Castilla y Aragón en la iglesia de Santa Gúdula de Bruselas.

Espada Mandoble Carlos V en oro

Conocido como el Emperador, ya que ningún rey ha logrado tener un imperio tan grande como él tuvo. Heredó de sus familiares territorios de España, Alemania, América, Nápoles, Sicilia y otros lugares del mundo. Su espada fue el símbolo de el imperio más grande jamás conocido.

espada-carlos-v-de-cazoleta-en-plata

Carlos había sido educado en Gante por Guillaume de Croy, señor de Chièvres (1458-1521) y por Adriano de Utrech, que más tarde sería Papa con el nombre de Adriano VI. Viajó a España para hacerse cargo de su reino sin conocer la lengua castellana y acompañado del todopoderoso Guillaume de Croy.

Espada Carlos V de cazoleta en bronce

Había sido escoltado desde Flesinga por tres escuadras de Holanda, Zelanda y España. En conjunto 40 naves gruesas y 12 naves menores. Desembarcó en la villa asturiana de Tazones (cerca de Villaviciosa), en lugar de Santander donde le aguardaban las autoridades para la recepción de bienvenida. Según García Cárcel, la llegada a Tazones se debió a un error de los pilotos vizcaínos.

Carlos V

El regente Cisneros había salido al encuentro del rey, pero al llegar a Roa le sorprendió la muerte, aunque ya anteriormente Carlos le había relevado de todos sus cargos. En 1518 otorgó las primeras licencias para la venta de esclavos hacia las Indias. En cien años, constituyeron el diez por ciento de la población de los Virreinatos españoles.

VER ESPADAS Y OTROS ARTICULOS DE CARLOS V

VER MÁS ESPADAS HISTÓRICAS