Espada del General George Patton

El General George Patton, héroe militar en la II Guerra Mundial, uno de los más reconocidos militares estadounidenses de la Historia, era además de un comandante intachable, un jinete y un esgrimista avezado, un deportista olímpico. Patton llegó a ser seleccionado para disputar los Juegos Olímpicos de 1916, pero éstos no llegaron a celebrarse al estallar la I Guerra Mundial.

Espada de George Patton - Espada del General George Patton

En la década de 1910, George S. Patton,  ya sobresalía como esgrimista en el US Army. Participó en las Olimpiadas de 1912 representando a su país en la disciplina de Pentatlón moderno, terminando en quinto lugar en la general. Pero además de eso fue un innovador, que actuó como catalizador de los más profundos cambios en el arma de Caballería de la historia del US Army.

General Patton - Espada del General George Patton

Al término de las Olimpiadas, Patton viaja a Saumur donde aprendió técnicas de esgrima con el Maestro de Armas Adjutant Charles Cléry llamado “le beau sabreur”, considerado como uno de los mejores maestros esgrimistas de su tiempo y profesor en la Escuela de Caballería francesa. El término Maestro de Armas se refiere a la consideración más alta en aptitud de esgrima.

General George Patton - Espada del General George Patton

A su vuelta a Estados Unidos, Patton aplicó los conocimientos adquiridos. Escribe un reporte completo a fines de 1912, buscando rediseñar la doctrina de combate con sable de la Caballería estadounidense. Patton argumentó que la táctica de corte con el filo de un sable curvo no era en realidad correcta, favoreciendo en su lugar la estocada, usando el sable como una continuación del brazo y hiriendo con la punta del mismo. Las cargas a caballo, con jinetes cargando con un sable recto, podía causar caos en las formaciones enemigas. Como gran aficionado a la Historia Militar que era, se valió de ella para argumentar:

“En la Guerra Peninsular los ingleses casi siempre usaban la espada para cortar. Los dragones franceses, por el contrario, usaban sólo la punta, con la cual, con sus largas espadas rectas causaban casi siempre una herida fatal. Esto hizo que los ingleses protestaran que los franceses no peleaban de manera limpia. El Mariscal Mauricio de Sajonia quiso armar a la Caballería francesa con un arma con hoja de corte triangular para así hacer uso obligatorio de la punta. En Wagram, cuando la Caballería de la Guardia se presenta a pasar revista frente Napoleón antes de la carga, el Emperador les dice, No corten, usen la punta, no el filo! La punta!”

Patton impresiona a sus superiores con su razonamiento y es asignado a la oficina del Jefe de Estado Mayor del US Army. Allí se le solicita que haga un Manual de Caballería basado en su reporte.

Espada General Patton - Espada del General George Patton

Esto da vía libre a su propuesta, y para este cambio diseña un nuevo modelo de sable, el sable de Caballería M1913 (o «sable Patton» para los coleccionistas de militaria contemporáneos). Si bien la denominación oficial era la de sable o sable recto, estaba a medio camino entre éste y una espada. Era además un arma diseñada exclusivamente según los puntos de vista de la nueva doctrina presentada por Patton: con guarda de canasta y una hoja recta, de doble filo, ideal para la estocada a caballo. A simple vista se parece en gran medida a los diseños europeos de fines del siglo XIX, el francés de 1852 y el prusiano de 1889, que ya incorporaban esta doctrina de Caballería como arma de choque. Según expertos era un arma muy bien balanceada y ergonómica. En 1913 la primera partida de 20.000 sables Patton fue ordenada.

VER ESPADA DEL GENERAL GEORGE PATTON

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS