Daga mano izquierda

La daga de mano izquierda tiene su origen hacia mediados del siglo XVI, cuando se puso de moda la esgrima de armas dobles, es decir, el uso combinado de espada con el de la daga en la mano izquierda para detener los golpes del enemigo y aprovechar algún fallo en su defensa para hundirla en el cuerpo. Servían para desviar la espada del enemigo y para pinchar. Esta es una Daga Mano izquierda fabricada artesanalmente en Toledo (España) con vaina de cuero incluída. Con hoja y cazoleta en acero grabadas. Una pieza excepcional para coleccionistas. Largo: 53 cms.

Estas dagas tenían un perculiar guardamanos y se fabricaban sus guarniciones a juego con el de la espada compañera. Su guardamanos supuso un avance notable en lo referente a la protección de la mano, ya que hasta ese momento las dagas sólo contaban con una cruceta similar a la de sus hermanas mayores para detener los tajos del enemigo, así como para impedir que la mano se escurriese hacia la hoja al clavar. Esta otra daga mano izquierda con hoja en acero inoxidable lisa. Incluye vaina de cuero. Fabricada en Toledo (España).

Sus vainas eran de cuero e iban provistas de brocal y contera metálicos. Solían ir fijadas a la espalda, inclinadas hacia el lado izquierdo a fin de facilitar el desenfunde con la mano de ese lado, o en el costado derecho, en posición casi horizontal para el mismo fin. Como se puede suponer, los acabados de las mismas eran acordes a la categoría del arma.

VER MÁS DAGAS