Espada Claymore

La Espada Claymore es una espada cuyo uso precisaba de las dos manos para ser blandida (montante o espadón), afilada por las dos vertientes de la hoja, poseedora de una empuñadura de gran longitud (al menos un cuarto del total del arma), que permitía al usuario sustentarla sin necesidad de forzar las maniobras, ni de asirla por la base de la hoja. Este mandoble se caracterizaba, por encima de otros detalles, por consistir su guarnición en un arriaz avanzado sobre la hoja, constituido por dos brazos simétricos rematados en volutas ornamentales que forman un vértice triangular, configurando un potente gavilán que posibilitaba a los que las esgrimían, y que no podían protegerse con un escudo, realizar acciones de detención del arma oponente.

Espada Claymore de William Wallace

La Espada Claymore fue utilizada y desarrollada por los highlanders escoceses, a partir de modelos de espada de menor longitud, a las que se les realizaron modificaciones que las adaptasen al uso a doble mano y finalmente adquiriendo los citados atributos que las hacían óptimas para bloquear los golpes de los enemigos.

ESPADA CLAYMORE FUNCIONAL

En el siglo XIII estas espadas Claymores eran blandidas por los escoceses en su particular lucha contra el invasor inglés. Las claymore superaban con facilidad los cuatro pies de longitud (el metro y veinte centímetros) sobrepasando 1,5 Kg de peso.

No debemos confundir la espada Claymore con la que el famoso William Wallace usaba en el combate, ya que en este caso se trataba de una tipología distinta a las claymore, más livianas, siendo la del héroe, en realidad, una Gran espada de batalla cuya dimensión exacta llegaba a 1,67 metros, debido a que estos mandobles de corte germánico solían igualar la estatura de su dueño.

Espada escocesa claymore

VER MÁS ESPADAS CLAYMORE

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS

VER ESPADAS MANDOBLES

La espada más grande

La espada más grande (también llamada mandoble) empleada por el hombre en tiempos de guerra era una espada con unas medidas desproporcionadas y que, para ser domada, se necesitaba una gran fuerza. Para el manejo de esta espada no se necesitaba ninguna técnica. Se conoce que la espada más grande utilizada llegó a medir hasta 2,5 metros y pesaba hasta 10 kilos. En los siglos XIV y XV el soldado de a pie utilizaba los mandobles para romper la línea de piqueros enemiga.

Espada Mandoble

La función de la espada más grande, aparte de romper la primera línea de piqueros, era dañar las armaduras de placa o cota de malla que llevaban los soldados o guerreros. No necesariamente tenían que perforar la armadura, con un golpe fuerte podían herir al soldado rompiéndole la mano u otras partes del cuerpo sin necesidad de cortar la armadura.

Espada Mandoble Claymore

Esta espada es también conocida bajo los nombre de espada larga, montante, espada bastarda o espadón. El mango medía casi una quinta parte del largo total de la espada y el pomo era redondo para poder rotar la muñeca izquierda lo cual permitía golpear con rapidez a gran distancia. Para el combate a corta distancia una mano se colocaba en el mango y la otra mano en el primer tercio de la hoja que no se afilaba. También se solían colocar púas en el inicio del filo, a modo de falsa guarda, para mejorar el agarre, evitar que la mano se deslizara hasta el filo o para prevenir que fuera la espada del adversario la que se deslizara por el filo hasta alcanzarle la mano.

Espada montante Renacentista

Entre los diferentes modelos de mandobles quizá la más conocida es la Claymore. Una espada de dos manos utilizada en la Edad Media y principios de la Época Moderna. Fue utilizada en la lucha de los clanes escoceses entre los años 1400 y 1700. ç

Las Claymore medían aproximadamente unos 140 centímetros y pesaban unos 2,5 kilos. La espada más grande de la historia de este modelo medía 2,24 metros y pesa alrededor de 10 kilos. Esta Claymore fue utilizada por un gigante escocés cuyo nombre y origen es desconocido, aunque se cree que esta persona perteneció al Clan Maxwell.

Espadas de dos manos funcionales

Uno de los mandobles más conocidos es quizá la espada de William Wallace. Wallace fue un héroe escocés que lideró una rebelión contra el rey Eduardo I de Inglaterra. En sus batallas lideró al ejército escocés contra los ingleses para intentar conseguir la independencia. Ganó muchas batallas pero no ganó la guerra y fue capturado, torturado y finalmente decapitado.

Sus hazañas dejaron huella e inspiraron al pueblo escocés que por fin, años más tarde, consiguió la ansiada independencia. En sus batallas William Wallace lucha con una espada de dos manos con un largo de 168 centímetros y un espesor de 1,2 centímetros. Esta espada es mundialmente conocida gracias a la película “Corazón Valiente” protagonizada por Mel Gibson.

Espada Claymore de William Wallace

Otra espada de dos manos también muy conocida es el mandoble de Carlos V. Espada para usar con las dos manos, conocida como mandoble de Carlos V. De arriaz recto, forma cruz con el puño y la hoja, que servía para antes de entrar en batalla poder besar la cruz.

Espada Mandoble Carlos V en oro

Muchas espadas de dos manos aparecieron en películas famosas como “La espada de la Atlántida” (Conan el Bárbaro) o la Narsil-Andúril (aparece en la Trilogía del Señor de los Anillos). Hay otros mandobles conocidos en el mundo de los videojuegos y en el mundo del Anime/Manga.

Espada Atlantean de Conan

VER MAS ESPADAS MANDOBLES

VER ESPADAS BASTARDAS

VER ESPADAS WILLIAM WALLACE

VER ESPADAS CLAYMORE

Espada Escocesa BraveHeart

Réplica de la espada de William Wallace, hoja de excelente calidad forjada en acero inoxidable. Puño de fundición. Destaca en la historia escocesa WILLIAN WALLACE, héroe nacional, proscrito por los ingleses por dar muerte a uno de los suyos. No aceptó el tratado de sumisión a Inglaterra firmado en 1.297 por los nobles escoceses, Wallace capturó diversas fortalezas inglesas y en septiembre de 1.297 infligió una severa derrota a las tropas inglesas siendo elegido regente.

Espada Escocesa Braveheart

Podrán quitar vuestras vidas, pero jamás nos quitaran la LIBERTAD

En 1.298 el rey Eduardo I invade Escocia derrotando a las tropas de Wallace que se ve obligado a ocultarse en Francia, pero regresaría más tarde a su Escocia natal siendo capturado, juzgado por traición y ejecutado.

En el año de Nuestro Señor de 1.314, patriotas escoceses, hambrientos y en inferioridad, atacaron los campos de Bannockburn. Lucharon como poetas guerreros, lucharon como escoceses. Y ganaron su libertad para siempre.

 

VER ESPADA ESCOCESA BRAVEHEART

VER MÁS ESPADAS DE WILLIAM WALLACE

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS