Quiero una espada Toledana

La ciudad española de Toledo con su rio Tajo lleva dedicándose a la forja desde hace siglos; de hecho se cuenta que las tropas cartaginesas al mando de Aníbal llevaban entre sus armas las famosas falcatas hispánicas, muchas de ellas fabricadas por herreros celtíberos afincados en lo que sería Toledo.

El acero toledano en la época del imperio español, en cuyos dominios “nunca se ponía el sol” reinando el emperador Carlos V, ya se alababa por la calidad de las armas toledanas en el mundo conocido. Toledo se convertía en uno de los grandes centros espaderos de Europa junto a la italiana Milán y la alemana Solingen.

La forja en esa época pertenecía a los gremios y los maestros no revelaban sus secretos, solo a sus sucesores en el oficio; los artesanos se fiaban de su experimentado ojo para detectar diferentes tonalidades del acero candente y se servían de coplillas, oraciones y canciones para calcular los tiempos de enfriado de las hojas.

Si durante los siglos XV, XVI y XVII las armerías toledanas fueron famosas y sus productos de lo más demandados, durante el siglo XVIII se produjo el declive: las armas de fuego se hacían con el protagonismo en el campo de batalla, haciendo que espadas, dagas y picas se hicieran inútiles.

La artesanía toledana corría el riesgo de desaparecer, pero el ilustrado monarca Carlos III -decidido a que la tradición del acero no se perdiera- mandó la construcción de la Fábrica de Armas de Toledo, cuya misión fue preservar el legado de los forjadores.

Actualmente existen fábricas muy representativas y famosas que fabrican sus espadas y sables en Toledo, con marcas con sello de calidad y originalidad de Toledo, como son Marto, José Luis Rubio, entre otras.

En espadas Toledanas encontrarás espadas tan representativas como la de los Reyes Católicos, Don Quijote, Cristobal Colon, etc. muchas de ellas de edición limitada:

VER ESPADAS TOLEDANAS DE MARTO

VER ESPADAS TOLEDANAS DE JOSE LUIS RUBIO

VER DAMASQUINADO DE TOLEDO

Daga de Boabdil Rey del Sultanato de Granada

Boabdil nacido en la Alhambra, Granada, (1459-1533), era hijo de Muley Hacén y la sultana Aixa, apodado El Chico y El Desdichado para diferenciarlo de su tío, también llamado Boabdil El Valiente quien se ganó el sobrenombre en la batalla de la Axarquía, donde infringió una importante derrota a los cristianos. Boabdil El Chico luchó contra su padre y contra su tío para hacerse con el trono de Granada con el propósito de entregarlo posteriormente a Isabel y Fernando, según había pactado con los Reyes Católicos al ser capturado en la batalla de Lucena (1483).

Aixa, también conocida como Fátima por los musulmanes, esposa de Muley Hacen y madre de Boabdil, fue relegada en la corte a un segundo plano por la esclava cristiana Isabel de Solís, favorita del sultán, que convertida al Islam, pasó a llamarse Zoraya o Zoraida. Desde ese mismo momento la sultana combatió con todas las fuerzas y medios a su alcance para destronar a su esposo y hacer rey a su hijo con la esperanza de que éste le devolviera su lugar en la corte.

Protegió a ultranza a Boabdil contra sus enemigos, ya que en distintas ocasiones corrió el peligro de ser asesinado por su propio padre, que mandó ejecutar a varios de sus hermanos para facilitar el acceso al trono a los hijos tenidos con Isabel de Solís. Los atentados que sufrió y sus repetidas encarcelaciones han servido como argumento para disculpar las reiteradas traiciones que hizo a los suyos.

Abrecartas Espada Boabdil

Por otra parte, a Aixa se la ha hecho responsable de las felonías que podrían atribuírsele a su vástago, quedando éste exento de acciones calificadas de execrables por sus súbditos, siendo estas contrarias a los intereses de su pueblo.

VER DAGA BOABDIL

VER ESPADA JINETA DE BOABDIL

ABRECARTAS DE BOABDIL

Espadas Cristobal Colón

La Espada de Cristobal Colón aparece en numerosos cuadros en el descubrimiento de América y por ello es una de las más populares y conocidas. Cristóbal Colón empezó como artesano y comerciante modesto que tomó contacto con el mar a través de la navegación de cabotaje con fines mercantiles. En 1476 naufragó la flota genovesa en la que viajaba, al ser atacada por corsarios franceses cerca del cabo de San Vicente (Portugal); desde entonces Colón se estableció en Lisboa como agente comercial de la casa Centurione, para la que realizó viajes a Madeira, Guinea, Inglaterra e incluso Islandia (1477).

Espada Cristobal Colón

Luego se dedicó a hacer mapas y a adquirir una formación autodidacta: aprendió las lenguas clásicas que le permitieron leer los tratados geográficos antiguos (tomando conocimiento de la idea de la esfericidad de la Tierra, defendida por Aristóteles); y empezó a tomar contacto con los grandes geógrafos de la época (como el florentino Toscanelli).

De unos y otros le vino a Cristóbal Colón la idea de que la Tierra era esférica y de que la costa Oriental de Asia podía alcanzarse fácilmente navegando hacia el Oeste (ya que una serie de cálculos erróneos le habían hecho subestimar el perímetro del Globo y suponer, por tanto, que Japón se encontraba a 2.400 millas marinas de Canarias, aproximadamente la situación de las Antillas). Marineros portugueses versados en la navegación atlántica le informaron seguramente de la existencia de islas que permitían hacer escala en la navegación transoceánica; e incluso es posible que, como aseguran teorías menos contrastadas, tuviera noticia de la existencia de tierras por explorar al otro lado del Océano, procedentes de marinos portugueses o nórdicos (o de los papeles de su propio suegro, colonizador de Madeira).

Espada de Cristobal Colón en Oro

Con todo ello, Colón concibió su proyecto de abrir una ruta naval hacia Asia por el oeste, basado en la acertada hipótesis de que la Tierra era redonda y en el doble error de suponerla más pequeña de lo que es e ignorar la existencia del continente americano, que se interponía en la ruta proyectada. El interés económico del proyecto era indudable en aquella época, ya que el comercio europeo con Extremo Oriente era extremadamente lucrativo, basado en la importación de especias y productos de lujo; dicho comercio se realizaba por tierra a través de Oriente Medio, controlado por los árabes; los portugueses llevaban años intentando abrir una ruta marítima a la India bordeando la costa africana (empresa que culminaría Vasco da Gama en 1498).

Colón ofreció su proyecto al rey Juan II de Portugal, quien lo rechazó asesorado por un comité de expertos. Probó suerte entonces en España con el duque de Medina Sidonia y con los Reyes Católicos, que lo rechazaron igualmente, por considerarlo inviable y por las desmedidas pretensiones de Colón.

ESPADA CRISTOBAL COLON

Finalmente, la reina Isabel aprobó el proyecto de Colón por mediación del tesorero del rey, Luis de Santángel, a raíz de la toma de Granada, que ponía fin a la reconquista cristiana de la Península frente al Islam (1492). La reina otorgó las Capitulaciones de Santa Fe, por las que concedía a Colón una serie de privilegios como contrapartida a su arriesgada empresa; y financió una flotilla de tres carabelas -la Pinta, la Niña y la Santa María-, con las que Colón partió de Palos el 3 de agosto de 1492.

Navegó hasta Canarias y luego hacia el Oeste, alcanzando la isla de Guanahaní (San Salvador, en las Bahamas) el 12 de octubre; en aquel viaje descubrió también Cuba y La Española (Santo Domingo) e incluso construyó allí un primer establecimiento español con los restos del naufragio de la Santa María (el fuerte Navidad). Persuadido de que había alcanzado las costas asiáticas, regresó a España con las dos naves restantes en 1493.

Espada Cristóbal Colón en oro

Colón realizó tres viajes más para continuar la exploración de aquellas tierras: en el segundo (1493-96) tocó Cuba, Jamaica y Puerto Rico y fundó la ciudad de La Isabela; pero hubo de regresar a España para hacer frente a las acusaciones surgidas del descontento por su forma de gobernar La Española. En el tercer viaje (1498-1500) descubrió Trinidad y tocó tierra firme en la desembocadura del Orinoco; pero la sublevación de los colonos de La Española forzó su destitución como gobernador y su envío prisionero a España.

Tras ser juzgado y rehabilitado, se le renovaron todos los privilegios -excepto el poder virreinal- y emprendió un cuarto viaje (1502) con prohibición de acercarse a La Española; recorrió la costa centroamericana de Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Regresó a España aquel mismo año y pasó el resto de su vida intentando conseguir mercedes reales para sí mismo y para sus descendientes, pues el rey Fernando intentaba recortar los privilegios concedidos ante las proporciones que iba tomando el descubrimiento y la inconveniencia de dejar a un advenedizo como único señor de las Indias.

Retrato de Cristobal Colón

Colón había descubierto América fortuitamente como consecuencia de su intuición y fuerza de voluntad. Aunque fracasó en su idea original de abrir una nueva ruta comercial entre Europa y Asia, abrió algo más importante: un «Nuevo Mundo» que, en los años siguientes, sería explorado por navegantes, misioneros y soldados de España y Portugal, incorporando un vasto imperio a la civilización occidental y modificando profundamente las condiciones políticas y económicas del Viejo Continente. Aunque los vikingos habían llegado a América del Norte unos quinientos años antes (expedición de Leif Ericson), no habían dejado establecimientos permanentes ni habían hecho circular la noticia del descubrimiento, quedando éste, por tanto, sin consecuencias hasta tiempos de Colón.

CRONOLOGÍA DE CRISTOBAL COLÓN

  • 1451 Fecha probable del nacimiento de CRISTÓBAL COLÓN en Génova
  • 1476 El barco en el que viaja de marinero naufraga frente a las costas de Portugal y Colón es llevado a Lisboa.
  • 1478 Se casa con Felipa Moniz de Perestrello. Se introduce en la corte portuguesa.
  • 1484 Ofrece su proyecto descubridor al rey de Portugal, Juan II.
  • 1485 Se traslada a España. Llega hasta el monasterio de La Rábida. Fallece su esposa.
  • 1486 Primera entrevista con los Reyes Católicos.
  • 1492 Capitulaciones de Santa Fe. Primer viaje y descubrimiento de América.
  • 1493 Regreso a la Península. Entrevista en Barcelona con lo reyes. Inicia el segundo viaje.
  • 1494 Exploración de Cuba y La Española.
  • 1496 Regreso del segundo viaje.
  • 1499 Nombramiento de Francisco de Bobadilla para sustituirle en el gobierno de las Indias.
  • 1502 Inicio del cuarto viaje. Descubrimiento del itsmo centroamericano.
  • 1504 Regreso definitivo a España. Intento de que los reyes le restituya en sus cargos.
  • 1506 Redacta su testamento y muere el 20 de mayo.

VER MAS ESPADAS CRISTOBAL COLON

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS