Kukri o Khukuri Nepalí

El kukri o khukuri es un cuchillo nepalés de gran porte, curvo, usado como herramienta y también como arma. También es parte del arsenal del regimiento y del escudo de armas de los combatientes gurkha. Posee una ligera curva de unos 20°, aunque algunos tienen un ángulo muy pronunciado.

Es de unos 3 a 10 milímetros de grueso; su longitud es de unos 30 cm. Casi siempre es de un solo lado afilado. Usualmente tiene un lomo grueso de alrededor de 5 milímetros, y en muchos sentidos es un híbrido entre cuchillo y hacha.

Kukri o Khukuri Nepalí

Los kukris tradicionales usualmente tienen un mango (o asa) hecho con una madera dura o asta. Algunos, forjados en aluminio, son modelos modernos. La hoja generalmente va hasta el final del mango. En la parte interior de la hoja, cerca del mango, posee tradicionalmente una muesca en forma de media luna, llamada cho, kauri o kaura.

Kukri Nepalí

El kauri es una de las características exclusivas del kukri. Suele adjudicársele significados diversos, entre ellos: el tridente de Shivá (el dios hindú de la guerra y la destrucción).

Kukri Khukuri Nepalí

El kukri fue el arma usada por los gurkha en la guerra Anglo-Nepalesa, así como también en la Primera y en la Segunda Guerra Mundial. Los nepaleses los manipulan desde los cinco años de edad.

Vienen en varios tamaños, desde miniaturas hasta enormes modelos similares a espadas usados en ceremonias donde se sacrifican búfalos mediante un único y limpio corte. Las personas que los hacen son llamados kamis (herreros de cuchillos) y son miembros de una casta “intocable”.

VER MÁS CUCHILLOS KUKRI NEPALI

VER MÁS DAGAS HISTÓRICAS Y FANTÁSTICAS

Falcata Kopis, mango caballo

En la Antigua Grecia la espada Kopis describía a un cuchillo con filo recurvado hacia adentro, usado principalmente como herramienta para cortar carne, o para sacrificar animales, o a una o espada pesada para cortar y apuñalar con una forma similar. La espada Kopis estaba diseñada para ser usada con una mano.

Falcata Kopis, mango de caballo

En España se han encontrado algunos ejemplares. Aunque el nombre de la espada podría indicar un origen egipcio (por su diseño y nombre similar al khopesh, asimismo por el hecho de que la utilizaran especialmente desde la época helenística), algunos estudiosos indican que el origen de la espada podría ser etrusco, ya que se han encontrado ejemplares en el siglo VII AC en Etruria.

Falcata, Kopis, mango caballo

Es a menudo comparada con el corto kukri nepalés y con la falcata ibérica y puede ser su predecesor. La Falcata Kopis es típica de Iberos y Celtas. Es una espada similar a la Kopis Griega y a la Khukri del Nepal. Esta falcata es una réplica del 400-300 A.C. La hoja es de acero al carbono. Empuñadura latonada con la figura de un caballo. Incluye vaina de madera forrada en cuero y cuchillo.

Falcata Kopis con mango caballo

No existían dos falcatas iguales ya que éstas se fabricaban una por una. La falcata ibérica era un arma letal en las distancias cortas. Fiel compañera del guerrero de a pie y del jinete, se trató de una espada corta de hoja curvada y filo en el interior de la misma y contrafilo en la punta, presentando un fuerte lomo. Su empuñadura es parte de la hoja vuelta hacia la punta, formando un guardamanos, unas veces con forma de cabeza de ave y otras de cabeza de caballo. Su filo de forma cóncava con el centro de gravedad desplazado hacia la punta la convierte en un arma terrible que inspiró no pocos cambios en el equipamiento y tácticas del entonces poderosísimo ejército romano.

Falcata Ibérica Plata

VER MÁS ESPADAS ÍBERAS Y CELTAS

VER MÁS ESPADAS GRIEGAS

VER TODO TIPO DE ESPADAS