Espada Durandal de Roldán Funcional

Esta espada mítica Durandal fue entregada al Rey Carlomagno, Rey de los Francos, por un ángel y posteriormente fue entregada Roland, su paladín más feroz. Hay diferentes ideas de cómo fue originalmente la hoja de esta espada. Nuestro diseño es una interpretación medieval más fantástica de esta espada.

Durandarte, Durandal o Durendal fue la espada de Roldán, una de las espadas medievales más famosas y apreciadas de la historia. La espada Durandal acompañó a Roldán hasta su muerte en la batalla de Roncesvalles el 15 de agosto del 788. En los dos cantares (La Chanson de Roland y El cantar de Roncesvalles) se menciona que Carlomagno encuentra muerto a Roldán con la espada al lado.

Esta mítica espada medieval tiene una hoja ancha forjada a mano con acero de alto contenido de carbono 1065. La guarda en forma de cruz, la franja del puño y el pomo son plateados. El puño está forrado en cuero rojo. La gran empuñadura también luce el escudo de armas de Carlomagno por un lado, con la cara de un león por el otro, que representa la valentía de Roland. El pomo está forrado con cuero rojo fuerte con un diseño geométrico en relieve.

La espada viene con una vaina con diseño a juego y cinturones dobles hechos también de la misma piel de color rojo fuerte.
FICHA TÉCNICA:
Fabricante: WINDLASS STEEL CRAFTS
Largo 104 cms.
Ancho 4-5 cms.
Largo hoja 80 cms.
Peso 1530 gr.

También tenemos la elaborada espada Durendal de Roldán en Oro. Su figura ha pasado a los anales de la historia y de la épica, gracias a la batalla de Roncesvalles (15 de Agosto de 778). Las tropas de Carlomagno, volviendo del sitio de Zaragoza, sufrieron en el paso pirenaico de Roncesvalles un ataque de tribus vascas ayudadas por musulmanes. La estrechez del paso y el peso del armamento del ejército carolingio favorecieron el éxito de la emboscada sobre la retaguardia de los francos.

En éste trágico episodio murió Roldan, pero la leyenda le hizo pasar a los anales de la literatura (Chanson de Roldan, Rolandstat, Orlando Furioso, etc.) como el paladín, que con su espada mágica “Durendal”, regalo de su señor Carlomagno, y con el cuerno “Oliphant” se enfrentó a 100.000 sarracenos. A golpe de espada abrió un paso entre las montañas pirenaicas que aún hoy se llama “Bréche de Roland”.

FICHA TÉCNICA:
Fabricante: MARTO
Largo 117 cms.
Material Hoja: Acero inoxidable
Lugar de fabricación Toledo (España)

VER ESPADA DURANDAL FUNCIONAL DE ROLDÁN

VER ESPADA DURENDAL DECORATIVA ROLDÁN EN ORO

VER OTRAS ESPADAS FUNCIONALES

VER MÁS ESPADAS HISTÓRICAS

Espada Durandal de Roldán

Durandarte, Durandal o Durendal fue la espada de Roldán, una de las espadas medievales más famosas y apreciadas de la historia. La espada Durandal acompañó a Roldán hasta su muerte en la batalla de Roncesvalles el 15 de agosto del 788. En los dos cantares (La Chanson de Roland y El cantar de Roncesvalles) se menciona que Carlomagno encuentra muerto a Roldán con la espada al lado.

 Espada Durandal de Roldan en oro

Roldán era paladín y sobrino (este parentesco es puramente literario) de Carlomagno. Hijo de Gisela de Francia, hermana de Carlomagno. Cuando fue nombrado Caballero a los 17 años, Roldán recibió la espada de manos de Carlomagno, espada que guardaba varias reliquias y que menciona Roldán tras partir la roca en los Pirineos en la que trató de romper a Durandarte, para que no cayera en manos de los infieles vascones (prueba de la calidad de esta legendaria arma). Las reliquias de esta espada son: un diente de San Pedro, sangre y cabellos de San Basilio, así como un trozo del manto de Santa María.

 Espada Durandal de Roldán

En España se le llama Durandarte a la espada de Roldán, que significa La Duradera porque no se podía romper. Roldán, también conocido como Rolando y Orlando, fue un comandante histórico de los francos al servicio de Carlomagno, y conde de la Marca de Bretaña.

 Roldán jurando fidelidad a Carlomagno

La leyenda ha bordado su historia en el relato épico del noble cristiano muerto por fuerzas sarracenas, que forma parte de la temática de la materia de Francia. Este personaje ha estado rodeado desde hace siglos por un halo mitológico. Por esto podemos encontrar entre Roncesvalles y Mezkiritz los llamados «Pasos de Roldán», en la costa frente a Hendaya las «Rocas de Roldán», supuestamente arrojadas por él desde las Peñas de Aya, la «Brecha de Roldán», abertura pétrea en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido abierta, según la leyenda, por Roldán para el paso de su ejército hacia territorio galo, o el denominado «Pierrondán», supuesta huella del pie del Roldan en el término de Fuencalderas, en la comarca aragonesa de las Cinco Villas.

Espada Durendal de Roldán en Oro

También en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, en el pre-Pirineo oscense, está el Salto de Roldán, dos peñas que según la leyenda Roldán tuvo que saltar para escapar de sus perseguidores en su regreso a Francia, muriendo el caballo por tamaña gesta y teniendo que continuar a pie, hasta llegar a Ordesa.

VER MÁS ESPADAS DE ROLDÁN

VER ESPADAS HISTÓRICAS