El florete español, francés e italiano

Algunos expertos en el deporte de la esgrima y en el manejo del florete dicen que “una espada te pone la historia en la mano. A mucha gente, cuando la ve, le dan ganas de saber cómo se peleaba. Es curioso cómo la espada, un arma ideada para matar, se ha convertido en nuestra época actual en un instrumento de aprendizaje y de cultura. La espada permite acercar el mundo de hoy a los soldados del pasado, hombres valientes que se enfrentaron al enemigo de forma heroica”. El Florete es un tipo de espada desarrollada durante el siglo XVII como arma ligera de entrenamiento para combate y también como arma de práctica y deportiva, porque es ligera, flexible y se usa para conseguir tocados embistiendo con su punta roma.

La esgrima germánica es el arte de combate que comprende las técnicas de empleo de la espada larga a dos manos (Langschwert) enseñadas en el Sacro Imperio Romano Germánico entre los siglos XIV y XVII, tal y como se describen en el Fechtbücher.

La esgrima italiana es un sistema de combate que se suele fijar en 1409, fecha del tratado italiano más antiguo del que se tiene conocimiento y se extiende hasta 1900, en la etapa de la esgrima clásica, como son la preferencia por determinadas guardas, la especial atención al tiempo y muchas de las acciones defensivas.

La esgrima española fue practicada por hombres y mujeres en el siglo XV. Los primeros tratados de la esgrima se encontraron en España, “Verdadera Destreza” (1472), este libro desarrolla un sistema de esgrima llamado Verdadera Destreza que es un método global de lucha con armas blancas con un fuerte componente matemático, filosófico y geométrico, fruto de la educación renacentista de sus inventores J. Pons y “El manejo de las armas de combate” (1473) de Pedro de la Torre.

La esgrima francesa fue la última en aparecer, durante el siglo XVII, como evolución de la escuela italiana. En francés nos han llegado dos tratados originales anteriores al siglo XVII, Le jeu de la Hache, de alrededor del 1400, en el que se describe un estilo de lucha empleando el hacha de asta y el tratado del señor Henri de Sainct Didier, gentilhombre provenzal, publicado en 1573 y que trata sobre la espada sola.

Tanto ingleses como franceses, españoles, italianos y alemanes se disputan el origen de la esgrima moderna. En la zona germánica se constata los tratados desde finales del siglo XIII con la obra anónima conocida como Royal Armouries Ms. I.33 a la que le siguen otros escritos que indican la existencia de una tradición fuertemente asentada cuyo máximo representante sería Johannes Liechtenauer.

En Italia el primer tratado conservado es obra de Fiore dei Liberi, del año 1409, aproximadamente, manuscrito conocido en español como Flor de Batallas (Flos Duellatorum in armis, sine armis, equester, pedestre). También Inglaterra conserva escritos como el Manuscrito Harley, conservado en el British Museum, fechado en torno a 1430: un texto anónimo rimado, indicador de una incipiente escuela inglesa de esgrima de salón.

VER MÁS FLORETES

VER ESPADAS ROPERAS DE TAZA

VER ESPADAS ROPERAS DE LAZO