Espadas del Gran Duque de Alba

Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel nació en Piedrahita el 29 de octubre de 1507 y falleció en Lisboa en 11 de diciembre de 1582. El llamado Gran Duque de Alba fue un noble militar y diplomático español, III duque de Alba de Huéscar, Marqués de Coria, conde de Salvatierra y de Piedrahita entre otros muchos títulos.

Espada del Gran Duque de Alba

Intervino desde muy joven en hechos de armas. En 1531, ya duque, sirvió en diversas campañas del emperador Carlos I, y sobresalió en la guerra contra la Kuga de Esmalcalda, a la que venció en la Batalla de Mühlberg (1547) al mando de las tropas carolinas. Con Felipe II, la influencia de Alba llegó a su cenit, como jefe de uno de los partidos de la corte. Felipe II le manifestó una especial confianza ya que Alba y su esposa habían sido padrinos de la boda del Rey con María Tudor. Nombrado virrey de Nápoles (1556-1558), consiguió expulsar de Italia a los franceses.

Espada del gran Duque de Alba

El momento culminante de su carrera fue su etapa de Flandes (1567-1573). En 1567 fue enviado a los Países Bajos para sofocar la revuelta. Allí instituyó el Tribunal de los Tumultos, o de la Sangre, encargado de juzgar, condenar y confiscar los bienes de los rebeldes. También potenció el papel de la Inquisición y puso en vigor leyes contra la herejía. Ordenó la ejecución de los condes de Egmont y de Horn, acusados de complicidad en los alzamientos. Para poder mantener el ejército, impuso nuevos y gravosos impuestos, sin respetar las libertades tradicionales flamencas. Como consecuencia de esta dura política, no sólo fracasó en sofocar la revuelta, sino que la avivó. Finalmente, Felipe II le destituyó en 1573.

El gran Duque de Alba

Después de todo esto fue nombrado consejero de Estado. El matrimonio de su hijo Fadrique contra los deseos del rey le hizo caer en desgracia y se retiró de la vida pública. Pero se le llamó de nuevo para doblegar la oposición portuguesa contra Felipe II, quien reclamaba sus derechos dinásticos al trono de Portugal al ser nieto de don Manuel I (1580). Tras derrotar al ejército de Diego de Meneses y conseguir la rendición de la flota lusa, el de Alba entró en Lisboa. Como recompensa por su eficacia, el anciano duque fue nombrado condestable de Portugal y recibió el Toisón de Oro. Murió en Lisboa el 11 de diciembre de 1582.

espada-duque-de-alba-puno-costillas

VER ESPADAS DUQUE DE ALBA

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS