Espada de San Jorge

El día de San Jorge conmemora la supuesta muerte de este santo el 23 de abril de 303. Es, además, considerado el patrón de países como Bulgaria, Etiopía, Georgia, Inglaterra o Portugal, y de ciudades como Tombuctú. En España lo es en las Comunidades Autónomas de Aragón, Cataluña e Islas Baleares, así como en las poblaciones de Alcoy, Cáceres, Madrigueras y Golosalvo (en la provincia de Albacete, y que tiene como patrón una escultura de Salzillo). En la República Argentina es patrón de la ciudad de Pichanal (Salta).

Espada de San Jorge

la Unesco declaró en 1996 el 23 de abril como Día Internacional del Libro y es también el patrón de los Scouts. Cuentan que en Capadocia había un dragón que atacaba al reino. Muertos de miedo, los habitantes decidieron entregarle cada día dos corderos al dragón para satisfacer su hambre y que no atacase la villa.

Espada San Jorge

El pueblo se cansó de que ningún miembro de la familia real fuera enviado y por tanto debía ser la princesa quien fuera devorada y, por otro, que un día fue la princesa la escogida por sorteo para acompañar al cordero. Sea como fuere, de camino hasta la cueva del dragón, la princesa se encontró al caballero Jorge y éste, matando al dragón clavándole su espada, la rescató. De la sangre que brotó del cuerpo sin vida del monstruo nació una rosa roja que el caballero le entregó a la princesa.

San Jorge

El rey ofreció al caballero todas las riquezas a imaginar, pero él prefirió que se repartieran entre los habitantes del reino. Además, se construyó una iglesia en su nombre, de la cual brotaba un agua milagrosa que era capaz de curar a los enfermos.

Por eso, en Cataluña, Baleares y en partes de la Comunidad Valenciana es costumbre cada 23 de abril que los hombres regalen rosas a las mujeres, como si de un caballero y una princesa se trataran. Ellas les regalan un libro, recordando el enterramiento y fallecimiento respectivamente de dos grandes de la literatura europea, Cervantes y Shakespeare, y otro hispanoamericano, Inca Garcilaso.

Banderas de Aragón en el Palacio de la Aljafería el día de San Jorge

Es el patrón de la Comunidad de Aragón, cuya festividad se celebra el día 23 de abril como Día de Aragón. Este día tiene un aspecto festivo a la vez que reinvindicativo de la cultura aragonesa, siendo así que muchos balcones se engalanan este día con banderas aragonesas.

VER MÁS ESPADAS DE SAN JORGE

VER MÁS ESPADAS HISTÓRICAS

Espadas Escocesas

Las espadas escocesas fueron utilizadas y desarrolladas por los highlanders escoceses, en el siglo XIII, para ser blandidas a dos manos contra el invasor inglés.

Se conocen más comúnmente como las espadas Claymore que superaban una longitud de 120 cms. y llegaban a sobrepasar los 1,5 Kg de peso.

En España eran conocidas como espadas Mandobles, que llegaban a pesar entre los 2 y los 3 kilogramos y a tener una longitud de metro y medio. Mandoble también significaba el golpe realizado sólo con la muñeca doblando la mano.

Un combate real cuerpo a cuerpo con estas espadas era muy difícil por su peso y longitud, pero ésta era un arma contundente y al mismo tiempo servía para estocadas.

La espada se sostenía con dos manos (una en el filo, protegida por el guante) para poder dar estocadas rápidas y golpes con la empuñadura.

Las espadas de mano y media y de dos manos se sostenían con una mano en el pomo de la empuñadura, lo que permitía hacer giros mucho más rápidos.

Espadas como la Claymore escocesa estaban pensadas para mantener a varios contendientes lejos girándolas alrededor. La mayor ventaja de estas armas no era tanto el filo sino los terribles golpes que se propinaban por su peso.

Otra característica común de algunas espadas escocesas es su empuñadura en forma de cesta para proteger la mano.

Existen varios clases de la espada tipo cesta de origen escocés, de mediados del siglo XVIII, que se caracterizan por una compleja guarda en forma de canasta y una hoja generalmente de doble canal.

Otra espada escocesa es la de farol que posee una gran guarnición con cazoleta simétrica, de donde surgen tres aros principales unidos entre sí mediante varios gavilanes enlazados. La hoja es recta, muy ancha, de doble filo hasta la punta y de sección lenticular.

VER MÁS ESPADAS ESCOCESAS

VER ESPADAS MANDOBLES

VER ESPADA MONTANTE

VER ESPADONES

 

 

Falcata Kopis, mango caballo

En la Antigua Grecia la espada Kopis describía a un cuchillo con filo recurvado hacia adentro, usado principalmente como herramienta para cortar carne, o para sacrificar animales, o a una o espada pesada para cortar y apuñalar con una forma similar. La espada Kopis estaba diseñada para ser usada con una mano.

Falcata Kopis, mango de caballo

En España se han encontrado algunos ejemplares. Aunque el nombre de la espada podría indicar un origen egipcio (por su diseño y nombre similar al khopesh, asimismo por el hecho de que la utilizaran especialmente desde la época helenística), algunos estudiosos indican que el origen de la espada podría ser etrusco, ya que se han encontrado ejemplares en el siglo VII AC en Etruria.

Falcata, Kopis, mango caballo

Es a menudo comparada con el corto kukri nepalés y con la falcata ibérica y puede ser su predecesor. La Falcata Kopis es típica de Iberos y Celtas. Es una espada similar a la Kopis Griega y a la Khukri del Nepal. Esta falcata es una réplica del 400-300 A.C. La hoja es de acero al carbono. Empuñadura latonada con la figura de un caballo. Incluye vaina de madera forrada en cuero y cuchillo.

Falcata Kopis con mango caballo

No existían dos falcatas iguales ya que éstas se fabricaban una por una. La falcata ibérica era un arma letal en las distancias cortas. Fiel compañera del guerrero de a pie y del jinete, se trató de una espada corta de hoja curvada y filo en el interior de la misma y contrafilo en la punta, presentando un fuerte lomo. Su empuñadura es parte de la hoja vuelta hacia la punta, formando un guardamanos, unas veces con forma de cabeza de ave y otras de cabeza de caballo. Su filo de forma cóncava con el centro de gravedad desplazado hacia la punta la convierte en un arma terrible que inspiró no pocos cambios en el equipamiento y tácticas del entonces poderosísimo ejército romano.

Falcata Ibérica Plata

VER MÁS FALCATAS

VER MÁS ESPADAS GRIEGAS

VER TODO TIPO DE ESPADAS