Sable de Concha Holandés de los Siete Mares

En el uso del sable, ya fuera para entrenamiento o combate, la punta del rival podía lastimar la mano que empuñaba el arma, por lo que solían usarse guantes de cuero gruesos al luchar con ellos. Para proteger mejor la mano, se añadieron chapas metálicas en forma de conchas. Con el tiempo estas conchas estuvieron formadas por una sola pieza de chapa de hierro o acero bilobulada, que originaron la guarnición de conchas, conocida en el sable de concha holandés.

Esta réplica del sable de concha holandés de los siete mares está fabricado con hoja en acero al carbono ligeramente curvada, protector en forma de concha y empuñadura en madera. Históricamente exacto al original se reproduce a partir de un diseño usado por el Dutch East India Co. modelos similares fueron muy populares en los siete mares. Hay que subrayar que no se aplicaron reglas al diseño del primer sable y se adoptaron varias formas.

FICHA TÉCNICA:
Largo 85 cms.
Material Hoja: Acero al Carbono
Largo hoja 71 cms.
Grosor 0,47 cms.
Peso 1190 gr.
Anchura de hoja (en la guarda) 3 cms.
Fabricado por Windlass Steelcrafts®.

“Navegar por los siete mares” es una expresión utilizada a lo largo de la historia de muchas culturas y pueblos en relación a un grupo de mares mencionado con frecuencia en la literatura medieval europea: el mar Negro, el mar Caspio, el mar Rojo, el mar Mediterráneo, el mar Adriático, el mar de Arabia. el mar Pérsico.

En el siglo IX después de Cristo, existía una frase muy popular que decía “Quien quiera ir a China debe cruzar siete mares”. En la actualidad, se ha adaptado los siete Mares a los océanos así: El Océano Ártico, el Océano Antártico, el Océano Pacífico Norte, el Océano Pacífico Sur, el Océano Atlántico Norte, el Océano Atlántico Sur, el Océano Índico.

VER SABLE DE CONCHA HOLANDÉS DE LOS SIETE MARES

VER MÁS SABLES

Espada de antenas Edad de Bronce

Las espadas de la Edad del Bronce tienen su origen en los trabajos del cobre del Mediterráneo y el Mar Negro, así como en Mesopotamia. La espada inicia su andadura europea mientras que en Próximo Oriente durante un tiempo únicamente se hace uso de dagas; la espada destronará finalmente al puñal como arma simbólica del guerrero. La producción de espadas en China se documenta desde la Edad del Bronce, en la Dinastía Shang.

El bronce o cualquier otro metal era un elemento de prestigio con el que se fabrican las armas, joyas y objetos ceremoniales, a los que sólo tenían acceso las clases dominantes. Para la metalurgia se requiere un especialista a tiempo completo, mientras que las herramientas cotidianas siguen fabricándose a nivel doméstico, con madera o piedra tallada.

Tan sólo la élite y los personajes de cierto poder social están en disposición de poseer estas armas y conseguir conquistas y defensa personal.

VER MÁS ESPADAS DE ANTENAS

VER ESPADAS CELTAS

VER TODO TIPO DE ESPADAS

Sables Árabes Funcionales

Una espada Shamsir es el sable musulmán por excelencia. De hoja curva y cruz de cortos gavilanes, su estilizada hoja se curva regularmente desde su primer tercio. De un solo filo, salvo en su último tramo para punzar, era un arma de una sola mano.

Sable persa funcional, Shamshir

Los Shamsir son una variante de los alfanjes turco-orientales (en origen sables Dao orientales) que a partir de las invasiones mongolas y sus desarrollos balcánicos posteriores acabaron siendo las tradicionales cimitarras musulmanas que todos conocemos, y que, posteriormente, en el siglo XIII importó el imperio chino, dada su inmensa calidad y efectividad, a India, China, Pakistán, etc.

Sable persa funcional, Shamshir empuñadura

Debido a las características de las naciones y ejércitos (y armaduras) donde predominó, la Shamsir, gracias a la gran tecnología de forja y metalurgia, con sus tajantes filos acerados de Damasco, llegó a ser un arma de envidiable manufactura desde Oriente hasta las cortes europeas. De hecho, salvo las ciudades importantes de Oriente Medio y Próximo, la técnica de forjado estilo “Damasquino” sólo se hacía en Toledo (por muchos lustros ciudad “mora” en la península conquistada).

Sable Oriental año 1000

Así pues, aunque en su inico las armas de Oriente eran igual de rectas que en Europa, su uso, normalmente en tropas de caballería, como su inmensa calidad y capacidad de tajo, hicieron que no se volviera a emplear espadas de filo recto en todo el Sur y Oriente.

VER MÁS ESPADAS ÁRABES