Espada Lancelot

Espada Lancelot (a escoger con o sin vaina). Lancelot del Lago (Sir Lancelot, Lancelot of the Lake o Lancelot du Lac) es uno de los Caballeros de la Mesa Redonda, perteneciente al conjunto de leyendas artúricas.

Espada Lancelot Du Lac

Lancelot es un personaje popular, y ha sido sujeto de poemas, cuentos, obras teatrales y películas como una figura relevante del círculo de leyendas del Rey Arturo. Para la gran mayoría de los seguidores de esta literatura, no hay otro caballero más conocido de entre todos los de la mesa redonda, que Lancelot.

Espada de Lancelot

En el recuerdo colectivo, siempre se le tiene como el miembro más valiente de esa hermandad de caballeros y como el amante de Ginebra, aunque Lancelot no es uno de los miembros originales de la mesa redonda y el desarrollo de su historia es aún objeto de intenso debate entre los estudiosos.

 VER OTRAS ESPADAS DE LANCELOT 

VER CABALLEROS DE LA MESA REDONDA

VER OTRAS ESPADAS DE LEYENDA

Sable pirata de Barthlolomew Roberts

Bartholomew Roberts es el pirata más exitoso de la historia con un total de 456 capturas en su haber en tan sólo cuatro años (1718-1722), aunque su nombre no sea tan famoso como el de Barbaroja, Barbanegra o Drake. Era tal el temor que Roberts imponía, que ante la visión de su bandera, las tripulaciones dejaban los barcos abandonándolos en el puerto a merced del pirata.

sable-pirata-bartlolomew-roberts

Este pirata galés nacido en 1682 comenzó su andadura de pirata a los 37 años, cuando el barco en el que navegaba fue apresado por el capitán Howell Davis. Davis se fijó en él por su gran habilidad como navegante y se convirtió en su protegido. Tan solo seis meses después de su captura, Davis muere y Bartholomew es elegido capitán y se convirtiéndose en el azote del Caribe, Brasil y la costa Este de África dirigiendo su tripulación en batallas que constantemente le superaban en hombres y armas y de las que salía victorioso usando la sorpresa y velocidad en sus ataques, lo que incrementaba su reputación con cada captura.

sable-del-pirata-bartlolomew-roberts

Era un hombre alto de pelo oscuro a quien le gustaba vestir ropas caras y lucir costosas joyas. Además de tratar con gran respeto y amabilidad a sus conocidos, siempre mantenía una higiene personal impecable. Detestaba la crueldad innecesaria y la ebriedad. Era culto, tenía una bella caligrafía y le gustaba la música hasta el punto que siempre llevaba músicos en el barco. También era profundamente religioso, no permitía la profanación y todos los Domingos celebraba misa a bordo. Es conocido por el reglamento impuesto a su tripulación y también por su peculiar personalidad que se caracterizaba en el buen trato a las mujeres. A pesar de todo esto, con sus enemigos no tenía compasión alguna.

sable-bartlolomew-roberts

Se ganó la fama de un justo y buen capitán y la lealtadad que le profesaron sus hombres fue inquebrantable, algo no demasiado frecuente en el oficio. También cuentan que, aunque Roberts era abstemio, los piratas de su tripulación se lanzaban a los combates completamente ebrios. Su muerte cerró la etapa de mayor auge de la piratería en América. Bart Roberts murió en combate en 1722 por un disparo que le alcanzó en el cuello. Su cuerpo fue arrojado al mar por sus hombres antes de que lo capturaran.

barthlolomew-roberts

VER SABLES PIRATA DE BARTHLOLOMEW ROBERTS

VER OTROS SABLES PIRATA

Sable pirata de Edward Teach Barbanegra

Se estima que Barbanegra nació en 1680, en Bristol, Inglaterra y probablemente fue un corsario durante la Guerra de la Reina Ana (1702-1713), en la que Francia y el Reino Unido se disputaron el control de Norteamérica. Su nombre real era Edward Teach e impresionaba por su elevada estatura, a la que añadía una imagen impactante: le gustaba mostrarse en público tocado con un aparatoso tricornio con plumas y armado a conciencia con varias espadas, cuchillos y una pistolera con tres juegos de pistolas de diversos calibres. Acicalaba su poblada barba oscura con mechas de cañón que le colgaban como adornos navideños y que encendía cuando entraba en combate.

sable-pirata-edward-teach-barbanegra

Se inició de marinero muy joven y en los años de la Guerra de Sucesión española (1700-1713) navegó en barcos corsarios por aguas del Caribe, cerca de Jamaica. En algún momento se unió a la tripulación del pirata británico Benjamin Hornigold, quien se retiró en 1716 aprovechando una amnistía del gobierno inglés a los corsarios. Entonces Teach tomó el mando y con su barco expolió a fondo el Caribe y la Costa Atlántica de América del Norte durante dos años. Su táctica favorita consistía en perseguir barcos mercantes y encaminarlos a canales de navegación peligrosa que él conocía bien, para abordarlos y apoderarse de todos los objetos de valor, comida, licor y armas que llevaran.

sable-pirata-edward-teach-blackbeard

Barbanegra estableció varios refugios piratas en Bahamas, Carolina del Sur y Carolina del Norte, a cuyo gobernador Charles Eden pagaba regularmente a cambio de impunidad. En mayo de 1718, Teach protagonizó una de sus acciones más sonadas al bloquear el puerto de Charleston con el Queen Anne y otros cuatro bajeles, cercar la ciudad y secuestrar a varios ciudadanos prominentes, por cuya libertad pidió un rescate insólito: una caja de medicinas. Cuando la recibió, Teach liberó a sus prisioneros y se hizo a la mar. Al parecer no era tan fiero como proclamaba su leyenda.

sable-del-pirata-edward-teach-barbanegra

También se ha documentado a Barbanegra como un líder calculador y astuto, pero que rechazaba el uso de la fuerza o de la violencia extrema, prefiriendo en cambio ahuyentar a aquellos que robaba simplemente infundiéndole el miedo con su aspecto físico. Contrariamente a la imagen de un malvado pirata que podríamos tener en la actualidad, Barbanegra siempre comandaba sus barcos con la aprobación de toda su tripulación, y no hay registros de que alguna vez haya lastimado o asesinado a aquellos que mantenía cautivos.

edward-teach-barbanegra

En todo caso, los comerciantes de los enclaves atlánticos perdieron la paciencia ante las fechorías de Barbanegra y pidieron ayuda al gobernador de Virginia, que envió en su persecución dos balandros al mando del teniente Robert Maynard. Este alcanzó a la flota pirata junto a la isla de Ocracoke el 2 de diciembre de 1718, cuando la mayoría de la tripulación de Barbanegra estaba en tierra. Los hombres y cañones de Maynard superaban a los piratas en proporción de tres a uno, que salieron derrotados en el desigual combate. Teach recibió cinco balazos y varias heridas de sable antes de caer. Maynard lo decapitó y colgó su cabeza en el patio de la guarnición de Hampton.

VER SABLE PIRATA EDWARD TEACH BARBANEGRA

VER OTROS SABLES PIRATAS