Espada de los Cruzados

Las cruzadas fueron expediciones militares cristianas de Occidente, a petición del Papa, iniciadas en el año 1095 con el objetivo de recuperar Jerusalén y otros lugares de peregrinación en Tierra Santa, que estaban bajo control de los musulmanes. Finalizaron en 1270 aproximadamente.

Espada de los Cruzados

Las cruzadas provienen del emblema de la Cruz, símbolo por antonomasia de los cristianos. Los caballeros cruzados eran como el ejército papal, con una entrega total y un fin espiritual, ellos mismos se costeaban la expedición y por esto la idea de que los cruzados obtuvieron grandes riquezas no resulta ser tan verdadera.

Espada de los Caballeros Cruzados

Las cruzadas eran una empresa peligrosa, cara y que no daba beneficios, sin embargo, movilizó a muchos cristianos creyentes de todas las edades y condiciones, porque los cruzados estaban convencidos de que su participación en la lucha contra los infieles les garantizaría su salvación espiritual.

Espada Caballeros del Cielo

A esto se suma que era una época medieval, en la que las esperanzas y las ambiciones estaban asociadas con hazañas militares.

Espada funcional Cruzados

Los Caballeros Cruzados emprendían sus expediciones en cumplimiento de un solemne voto y en sus uniformes militares llevaban cosida la cruz hecha de tela y usada como insignia también en sus banderas, escudos y estandartes. Y por supuesto, la espada de los caballeros Cruzados era su emblema, su fuerza y su protección.

Escudo Cruzados

VER MÁS ESPADAS TEMPLARIAS

Espada de los Caballeros del Cielo

El Reino de los Cielos es una película épica del Siglo XII, sobre las Cruzadas, dirigida por Ridley Scott, protagonizada por Orlando Bloom y estrenada en el año 2005. Godofredo de Ibelin, caballero respetado por el rey de Jerusalén y comprometido con el mantenimiento de la paz en Tierra Santa, emprende la búsqueda de su hijo ilegítimo Balian, joven herrero francés que llora la pérdida de su mujer y su hijo. Godofredo convence a su hijo para que lo acompañe en su misión.

Tras la muerte de su padre, Balian hereda sus tierras y su título de caballero en Jerusalén, ciudad en la que cristianos, musulmanes y judíos han conseguido convivir pacíficamente durante la tregua entre la Segunda y la Tercera Cruzada.

Espada Caballeros del Cielo

Con una fidelidad inquebrantable, Balian sirve a su rey y, además, se enamora de la princesa Sibylla, la enigmática hermana del monarca.

Espada de los Caballeros del Cielo

La mayor parte del rodaje fue realizado en Marruecos y en distintos monumentos de ciudades españolas como Huesca (Castillo de Loarre), Córdoba, Ávila y Sevilla. La espada del protagonista, llamada la espada de los Caballeros del Cielo, es realmente preciosa.

Aunque históricamente la película no es exacta, la acción transcurre durante la Tercera Cruzada, en el reinado de Balduino IV de Jerusalén, su muerte y la toma de Jerusalén por Salah al-Din.

EL REINO DE LOS CIELOS

VER ESPADAS DE LOS CABALLEROS DEL CIELO

VER ESPADAS TEMPLARIAS

VER ESPADAS HISTÓRICAS

Espada de Hugo de Payens

Biografía. Según la cronología de los templarios, Hugo de Payens nació en 1070 en Chateau de las Payens. No se sabe mucho de su verdadera familia o de su infancia, solamente se especula una consanguinidad con los Condes de Champagne o la dinastía carlovingia, pero diferentes archivos descubiertos a lo largo de los años, mencionan otros lugares y otras fechas relacionadas con Hugo de Payens.

ESPADA DE HUGO DE PAYENS

Lo que se puede asegurar es que su niñez y juventud se vieron influidas por la religión y de esta forma, entre 1104-1107 viaja a Tierra Santa junto al Conde de Champagne y en 1118/1119 se convierte en Gran Maestre de los Caballeros Templarios. El mismo año, Hugo de Peyens pronuncia los tres votos (pobreza, castidad y obediencia) delante del Rey Badouin II y se compromete a vigilar las rutas de peregrinación y los pozos de agua potable. El Rey cede un ala de su palacio en el antiguo Templo de Salomón donde la orden funda su sede.

Espada de los Templarios en plata

En 1128, Hugo y sus compañeros regresan a Francia para celebrar el Concilio de Troyes de la Iglesia Católica con el principal objetivo de reconocer oficialmente La Orden del Temple. También se expuso la necesidad de crear una milicia capaz de proteger a los peregrinos a Tierra Santa. Una vez aprobada la solicitud de forma oficial, el Pontífice cedió a los templarios una reliquia, el Lignum Crucis que se convirtió en emblema de la Orden.

La Espada. En sus orígenes era una espada sencilla desde el punto de vista estético, pero cargada de simbolismo y solamente se empleaba para la defensa de los peregrinos cristianos. Cuando, después de ser reconocida de forma legal, la Orden empezó a crecer, la espada se empleó cada vez más debido a la participación de los templarios en las Cruzadas. Luchando de forma activa llegaron a formar parte de las unidades militares mejor preparadas.

Espada Hugo de Payens

Espada Hugo de Payens

Pero no por ser buenos manejando sus espada los templarios estuvieron a punto de desaparecer, sino por sus habilidades financieras y de negociación. En aquella época, el rey Felipe de Francia, obsesionado por el dinero y las riquezas que supuestamente los templarios poseían e impulsado por la avaricia, comenzó a propagar calumnias que llegaron a los oídos de Eduardo II, rey de Inglaterra, al Papa Clemente V y a varios soberanos más. En realidad, la verdadera razón, según la mayoría de los historiadores, el rey de Francia estaba endeudado con “los pobres caballeros de Cristo”. Las acusaciones se dividieron en 18 bloques con un total de 127 artículos y el 13 de octubre de 1307, los templarios fueron arrestados en sus residencias en una redada organizada por Felipe.

Espada templaria damasquinada

Espada templaria damasquinada

El aliado de Felipe fue el mismo Papa que deseaba obtener parte del botín si todo salía según el plan. Después de la lectura de las acusaciones, la inquisición empezó a aplicar el castigo, es decir la tortura y posteriormente la muerte para casi todos los templarios.

VER ESPADA DE HUGO DE PAYENS

VER MÁS ESPADAS TEMPLARIAS