Cimitarra Árabe Dorada

La Cimitarra es un sable con una hoja curva larga, originario de Oriente Medio. En tiempos de los cruzados, las espadas de Damasco se convirtieron en legendarias y fascinaban a los herreros de la parte de Europa Occidental. Tanto su fuerza como su belleza provenían del alto contenido en carbono, que en las espadas de Damasco estaba entre 1,5 y 2,0 por ciento. Así, al añadirle carbono al hierro reducido, el resultado era el de un material más duro.

Cimitarra Arabe dorada

El acero (que es el hierro con carbono) se preparaba en la India, donde se le llamaba pasta. Se vendía en forma de lingotes o de redondeles del tamaño de una medalla grande. Se cree que las mejores hojas se forjaron en Persia a partir de esas pastas, para hacer también escudos o armaduras. Aunque el acero de Damasco se conocía en todo el Islam, también se conocía en la Rusia medieval, donde se le llamaba bulat y en España (que fueron traídos por los moros), donde se hicieron famosas las espadas forjadas en las acerías de Toledo.

Cimitarra árabe dorada

VER MÁS ESPADAS ÁRABES

Sables Árabes Funcionales

Una espada Shamsir es el sable musulmán por excelencia. De hoja curva y cruz de cortos gavilanes, su estilizada hoja se curva regularmente desde su primer tercio. De un solo filo, salvo en su último tramo para punzar, era un arma de una sola mano.

Sable persa funcional, Shamshir

Los Shamsir son una variante de los alfanjes turco-orientales (en origen sables Dao orientales) que a partir de las invasiones mongolas y sus desarrollos balcánicos posteriores acabaron siendo las tradicionales cimitarras musulmanas que todos conocemos, y que, posteriormente, en el siglo XIII importó el imperio chino, dada su inmensa calidad y efectividad, a India, China, Pakistán, etc.

Sable persa funcional, Shamshir empuñadura

Debido a las características de las naciones y ejércitos (y armaduras) donde predominó, la Shamsir, gracias a la gran tecnología de forja y metalurgia, con sus tajantes filos acerados de Damasco, llegó a ser un arma de envidiable manufactura desde Oriente hasta las cortes europeas. De hecho, salvo las ciudades importantes de Oriente Medio y Próximo, la técnica de forjado estilo “Damasquino” sólo se hacía en Toledo (por muchos lustros ciudad “mora” en la península conquistada).

Sable Oriental año 1000

Así pues, aunque en su inico las armas de Oriente eran igual de rectas que en Europa, su uso, normalmente en tropas de caballería, como su inmensa calidad y capacidad de tajo, hicieron que no se volviera a emplear espadas de filo recto en todo el Sur y Oriente.

VER MÁS ESPADAS ÁRABES

Espada Templaria

Precioso video de la Espada de los Caballeros Templarios con la empuñadura en color plata e incrustaciones en metal con símbolos relacionados con la Orden. La hoja de la espada templaria está realizada en acero inoxidable.

Espada templaria en plata

La Orden del Temple fue fundada en 1.118, para asegurar la custodia de los Santos Lugares, y proteger las rutas de peregrinación. La Orden alcanzó su máximo esplendor en el siglo XIII. Los caballeros Templarios se consideraban Caballeros de Dios, honra de la Iglesia y la Cristiandad.

Su lema, tanto para entrar en combate con la Espada Templaria, como para iniciar cualquier acción de ayuda al prójimo, era:

NON NOBIS, DOMINE, NON NOBIS, SED TUO NOMINI DA GLORIAM. La gloria, no para nosotros, señor, no para nosotros, sino para tu nombre.

ESPADA TEMPLARIA SERIE ESPECIAL

Era una fuerza militar muy bien organizada y formaban las fuerzas de choque en todas las Cruzadas. En el ataque estaban en vanguardia y en las retiradas, en retaguardia. Durante un siglo aseguraron el gobierno efectivo del Reino Latino de Constantinopla. No pagaban impuestos, tributo ni peaje, solo obedecían al Papa y tenían posesiones en toda Europa y Oriente Medio.

 VER OTRAS ESPADAS TEMPLARIAS

VER OTRAS ESPADAS HISTÓRICAS