La Espada Montante

La espada montante es ancha, grande y de gavilanes muy largos, que manejan los maestros de armas con ambas manos para separar las batallas en la esgrima. Tomó su nombre de las espadas antiguas, que se blandían a dos manos. Los expertos en espadas suelen diferenciar entre espada montante, mandoble y espadón, términos empleados para cualquier espada a dos manos.

ESPADA MONTANTE RENACENTISTA1

El término “mandoble” -que etimológicamente no aparece hasta 1569, y para referirse a un tipo de ataque, hecho de revés y dos manos- no siempre se refieren a un tipo o clasificación concreta y/o correcta. Por lo tanto, montante, mandoble y espadón eran empleados para cualquier espada a dos manos, pero estos últimos se comenzaron a usar en el siglo XIX y siglo XX. Además, montante fue el primer vocablo directo para referirse a esas armas de doble filo, largas y a dos manos de esa época, la propia definición de espadón del primer Diccionario de Autoridades decía: “Espada mui grande que corresponde al montante”.

 ESPADA CLAYMORE FUNCIONAL

De todos modos, dado que en otros idiomas están claramente diferenciadas las espadas largas a dos manos (en inglés longsword) de las grandes espadas de dos manos (en inglés, greatsword – two handed sword), muchos historiadores y coleccionistas han empleado el término montante para armas muy de la familia de la categoría anglosajona de la longsword, y el de mandoble o el de espadón para aquellas grandísimas espadas de dos manos del Renacimiento.

 Espada Mandoble de Carlos V

Cronología etimológica de las armas a dos manos en España:

Montante – Término de uso generalizado en los siglos XVI, XVII y XIX. Aparece en textos escritos a partir del siglo XIV. Aparece 5 veces más que mandoble y 6 que espadón en el corpus del español.

Mandoble – Término de uso generalizado en el siglo XIX. Aparece en el siglo XVI, pero como tipo de ataque de cualquier arma de tajo. Hasta 1860 no es nada fácil encontrar referencias a mandoble como espada. A partir del siglo XX (1956) se reconoce en el diccionario como familia de la voz “espada” para referirse “coloquialmente” a una espada grande.

Espadón – Término de uso generalizado en el siglo XIX. Aparece en el siglo XVII, pero como sinónimo de castrado u hombre de alta jerarquía. Al ser aumentativo de espada, también era una forma coloquial de llamar a los montantes de una forma más hiperbólica, además de que el uso de “montante” requería mayor conocimiento de la lengua.

 

 MANDOBLE REYES CATÓLICOS

Las espadas montantes (concluyendo que para las espadas gigantes renacentistas emplearíamos espadón) son espadas con hojas que no necesariamente excedían siempre del metro y que como máximo llegarían a unos 120-140 cm, rectas de doble filo para uso solo cortante -en su inicio-, y cuya empuñadura, habilitada para ambas manos podía sobrepasar fácilmente el tercio de la longitud de la hoja para la buena esgrima a dos manos.

Espadón Montante Renacentista

Sus gavilanes (los “brazos” metálicos de la cruz que sobresalen del ancho de la hoja) totalmente rectos y perpendiculares a la hoja serían los más comunes de ver en sus primeros diseños, pasando a curvarse hacia el filo a medida que ganaban longitud total llegado el Renacimiento. El pomo, grande y pesado, servía junto a la empuñadura para contrapesar y dar mejor equilibrio al arma. Normalmente estas armas solían pesar menos de 2 kg, y al emplearse a dos manos eran muy ágiles.

 MANDOBLE WILLIAM WALLACE

 

VER MÁS ESPADAS MONTANTES

VER ESPADAS MANDOBLES

VER ESPADONES

Temas Relacionados